Cocinillas, la gastronomía de El Español

Muchos días tengo que comer fuera de casa, en la oficina, en el coche de camino a alguna parte, en la universidad o sentada en cualquier banco.

Al principio malcomía cualquier cosa, algún bocadillo o sandwich que apenas saboreaba, hasta que me dí cuenta que podía pasar semanas sin comer alimentos tan esenciales como lo son las legumbres.

Yo no concebía unos garbanzos si no eran en cocido, ni unas judías sin su choricito y su tocinillo, pero esos platos eran muy incómodos  a la hora de comerlos fuera de casa.

Pero todo cambió desde que descubrí las ensaladas de legumbres, son rápidas fáciles y hay muchísimas posibilidades, además cuentan con la ventaja de que casi todos los ingredientes podemos encontrarlos ya medio preparados en botes sin tener que esperar como nuestras abuelas a que los garbanzos estuvieran 24 horas en remojo.


Ingredientes ( para 3 o  4 personas)

– Un bote de 500gr garbanzos cocidos
– 1/2 Cebolla
– 2 tomates o una rama de tomates cherry
– Ensalada en bolsa.
-Aceitunas negras.

Para la vinagreta
– 1 Cucharada de aceite de oliva
-1 Cucharadita de vinagre
-1 Cucharadita de salsa de soja
– Sal
-Pimienta

Lo primero de todo es picar la cebolla y las aceitunas en trocitos muy pequeños. Cuando estén listas sofreírlas en una sartén con una cucharadita de aceite. No hace falta que las dejéis pochar mucho. Simplemente es un golpe de calor para dorarlas un poco.
Cuando la cebolla ya esté dorada, añadir a la sartén los garbanzos ya cocidos, una pizca de sal y dejarlos unos 5 minutos para que cojan color.
Los garbanzos de bote están ya cocidos, pero es verdad que para algunos pueden resultar un poco duros. Si es vuestro caso, cocerlos durante unos 15/20 minutos en agua hirviendo.
Cuando ya estén listos apartarlos del fuego y dejarlos templar. Para la ensalada es mejor que no estén muy calientes.
Templados los garbanzos mezclar con una bolsa de ensalada empaquetada. Os recomiendo la que es mezcla de espinacas, canónigos, rúcula, etc.. pero cualquiera de ellas nos sirve.
Para terminar, trocear un tomate y añadirlo a la ensalada. Si queréis podéis cambiar el tomate normal por unos cuantos tomates cherrys fritos.

Para la vinagreta

Mezclar bien una cucharada sopera de aceite de oliva, una cucharadita de vinagre y otra de salsa de soja, una pizca de sal y un poco de pimienta.

Resultado
Un plato que podemos llevar sin peligro en el tupperware y comer en cualquier momento sin olvidarnos de la dieta equilibrada. Una forma sencilla, ligerita y diferente de sacarle partido a las legumbres.


Tiempo:
5-8 minutos
Dificultad: 1/5
Digestión: 2/5
Precio:
1€ por persona. 4 euros en total

1 de 1