Cocinillas, la gastronomía de El Español

La semana pasada tuve visita para comer y elaboré comida mejicana, concretamente los burritos caseros que hace tiempo nos contó Romu. Ya son muchas las ocasiones en las que he hecho esta receta y siempre triunfa, gracias Romu. Uno de los ingredientes que lleva es carne picada y como me sobró bastante, decidí reutilizarla. Recordé entonces, una receta que en su día me hizo mi suegra y me enamoré, de su hija ;P

Ingredientes (4 personas)

  • 600 gr carne picada de ternera, cerdo o mixta
  • ½ Cebolla
  • 1 brick Tomate frito (330ml)
  • 5 patatas
  • Leche
  • Mantequilla
  • Queso rallado
  • Aceite
  • Sal

Preparación

Para la receta tenemos que preparar un puré de patata. Podéis comprarlo hecho, a mí me gusta casero, pero como veáis.

Comenzamos por pelar y cortar las patatas para cocerlas. Poned un cazo de agua a calentar y mantenerlas cociendo durante 40 minutos. Yo tengo un robot de cocina y con ese tiempo quedan perfectas.

En este tiempo prepararemos la carne picada, en mi caso usé la mixta aunque cualquiera es válida, incluso la de pavo. Echamos un chorrito de aceite en la sartén a fuego medio fuerte, vertemos la carne picada y la vamos desmenuzando. Sin perder de vista la carne, que no se nos queme, cortamos bien picadita la cebolla.

Cuando la carne haya perdido su tono rosáceo añadimos la cebolla y seguimos removiendo para que se mezclen del todo. Una vez la cebolla haya quedado transparente, añadimos a la sartén el tomate frito. Removemos bien hasta conseguir una mezcla homogénea y reservamos la carne.

Cuando las patatas estén listas las colocamos en un bol y con un tenedor las aplastamos hasta que quede una pasta espesa. A continuación, añadimos un chorro de leche, una cucharada de mantequilla y seguimos removiendo hasta que adquiera fluidez el puré de patata. Cuanta más leche añadáis menos denso será el puré. Añadimos sal al gusto.

Ponemos el horno a 200º C con el grill superior encendido. En un recipiente apto para horno colocaremos una base de carne picada para después extender el puré de patata, con cuidado de no mancharlo con tomate. Encima de la patata echamos queso para gratinar.

Ahora solo queda gratinar. Metemos la bandeja al horno y en unos cinco minutos tendremos el queso fundido y listo para servir.

Resultado

Sólo os diré que por la noche tuve fiesta en casa y a las cuatro de la mañana, incluso sin estar recién hecho, lo bien que entró para el cuerpo.

Tiempo: 60 minutos

Dificultad: 3/5

Digestión: 3/5

Precio: 7 €

1 de 1