Cocinillas, la gastronomía de El Español

¿Habéis probado el mítico banoffee pie? Es un postre hecho con galleta, plátano y toffee que me vuelve loca. ¿A quién no?

Bueno, pues he decidido hacer mi propia versión en forma de cupcakes. Aunque en vez de toffee he usado dulce de leche, que se le parece lo suficiente y tiene mejor consistencia.

En la receta del Banofee Cupcake he usado platanitos enanos. El motivo es porque estos platanitos son más dulces que los plátanos normales y se utilizan mucho en repostería porque consiguen mucho más ese sabor a plátano que queremos darle. No obstante son difíciles de encontrar así que podéis sustituirlo por plátanos normales maduros. Los de Canarias suelen tener bastante sabor también.

Para la receta del bizcocho he recurrido a la reina de las cupcakes, Alma de Objetivo Cupcake Perfecto y su receta de vainilla infalible. El resto lo he ido haciendo a base de probar y cambiar la receta hasta conseguir el sabor que quería para la cobertura.

Ingredientes para 12 cupcakes grandes o 20 medianas

Para el bizcocho:

115 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente

220 g de azúcar blanco

3 huevos medianos

200 g de harina

1 cucharadita y media de levadura Royal

120 ml de leche semidesnatada

1 cucharadita de extracto de vainilla

Para el almíbar:

100 g de azúcar blanco

100 ml de agua

1 cucharadita de extracto de vainilla y semillas de una vaina

Para la decoración y el relleno:

150g de dulce de leche

150g mantequilla a temperatura ambiente

150g queso crema

350g icing sugar

80g de platanitos gourmet o platano maduro (peso sin la cáscara)

2 platanitos más para decorar

Virutas de chocolate o chocolate rallado

Preparación de Banoffee Cupcakes

Primero hacemos el bizcocho con la receta de Alma, que os copio literalmente para no dejarme detalle:

Precalentamos el horno a 180º (160º si es con ventilador).

Preparamos la bandeja para cupcakes con las cápsulas de papel. Tamizamos la harina con la levadura química en un bol y reservamos. Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que se integren y la mezcla se aclare. Añadimos los huevos, uno a uno, batiendo hasta que se incorporen. Agregamos la mitad de la harina y batimos a velocidad baja hasta que se incorpore. A continuación, añadimos la leche, mezclada con el extracto de vainilla, y volvemos a batir. Agregamos la otra mitad de la harina y batimos a velocidad baja hasta que la mezcla sea homogénea. Repartimos la mezcla en las cápsulas, sin llenarlas más de 2/3. Horneamos 22-25 minutos o hasta que un palillo salga limpio.

Mientras se hornean los cupcakes, preparamos el almíbar en un cazo, calentando el azúcar con el agua hasta que la mezcla hierva. Retiramos del fuego, incorporamos el extracto de vainilla y las semillas de la vaina y dejamos templar. Nada más sacar los cupcakes del horno, pinchamos su superficie varias veces con un palillo y los pintamos con el almíbar. Dejamos enfriar los cupcakes en el molde 5 minutos y después pasamos a una rejilla, hasta que se enfríen por completo.

Pues ya tenemos el bizcocho. Ahora a rellenarlo.

Con ayuda de un descorazonador de manzanas quitamos el centro de los cupcakes sin llegar hasta abajo (solo hasta la mitad más o menos de profundidad). Reservamos las partes redonditas que acabamos de quitar en un recipiente aparte.

Con un biberón de plástico rellenamos los agujeros que acabamos de hacer con el dulce de leche, dejando un pelín de hueco libre arriba. Una vez rellenos, tapamos los agujeros de nuevo con los “tapones” que tenemos reservados. Mejor ver las fotos para entenderlo bien.

Trituramos los 80g de platanitos aplastándolos con un tenedor y mezclamos con el icing sugar, mantequilla y queso crema. Ojo que el icing sugar os pondrá la cocina perdida a no ser que cubráis el recipiente con un trapo antes de empezar a batir. Mezclamos todo a velocidad media-alta hasta que quede bien integrado. Decoramos los cupcakes con la mezcla y ayuda de una manga pastelera, o si no tenéis, una bolsa de congelados con un agujero en la esquina.

Cortamos rodajas de los dos platanitos restantes y las colocamos en uno de los lados para decorar. Rematamos con virutas de chocolate y ya tenemos nuestros banoffee cupcakes terminados.

Resultado

¡Increíbles! Llevan mucho trabajo pero están de viiiiicio… Además yo he hecho las cantidades dobles y por otro lado he hecho la versión bizcocho, con el dulce de leche en medio y cubiertos con el icing. Buenísimo.

Los Banoffee cupcacakes hay que conservarlos en la nevera y sacarlos un rato antes de servir.

Los he llevado a una barbacoa en casa de unos amigos y os juro que la gente se tiraba a por ellos para poder repetir.

Tiempo: 2-3 horas

Dificultad: 4/5

Digestión: 3/5

Precio: 13 euros

2 de 2