Cocinillas, la gastronomía de El Español

La Gilda es el pintxo por excelencia en el País Vasco en cualquier época del año. Se dice que su nombre “Gilda” comenzó a utilizarse en el bar donostiarra Bar Casa Vallés, haciendo referencia al personaje principal de la película Gilda, muy picante para su época 😉 No sé si será verdad, pero en cualquier caso, es un pincho que merece la pena hacer, porque es rico, rápido, y resultón.

El truco de una buena Gilda es que la piparra/guindilla no sea muy grande y tenga un puntito de vinagre, la anchoa sea fina y sin barbas, y la aceituna sea del tipo “Manzanilla” sin hueso. Se debe tomar de un bocado para disfrutar de todos los aromas y sabores a la vez.

Esos son los ingredientes de la Gilda tradicional, si bien en casa a veces sustituimos la última aceituna por un huevo de codorniz cocido, y añadimos un ajo muy picadito al aceite con el que lo aliñamos. En algunos bares también he visto combinaciones con pepinillo, cebolleta, bonito, pimiento rojo, cebolla o, incluso, queso. ¡Anímate a preparar tu propia versión de la Gilda!

Ingredientes (para 8 Gildas)

  • 16 aceitunas sin hueso, tipo Manzanilla
  • 8 anchoas en salazón
  • 8 piparras o guindillas en vinagre
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 8 palillos para pintxos

Preparación de la Gilda tradicional

  1. Ponemos a escurrir todos los ingredientes: aceitunas, anchoas y piparras.
  2. Quitamos el rabillo a las guindillas y las cortamos en dos trozos.
  3. Ensartamos en un palillo los ingredientes: aceituna, guindilla, anchoa enrollada sobre sí misma y de nuevo aceituna.
  4. Seguimos repitiendo el proceso. Disponemos las Gildas en una fuente, y las regamos con un buen aceite de oliva virgen extra, y ¡listo!

Resultado

Prepara una buena bandeja porque se comen sin darte cuenta, y acompáñalas de un buen vino o una cervecita bien fría, por ejemplo 😉

Tiempo: 10 minutos

Dificultad: 1/5

Digestión: 1/5

Precio: 2 euros

1 de 1