Cocinillas, la gastronomía de El Español

Preparación:  10 min  Cocción: 3 – 4 h   Reposo:  12 h   Enfriado:  12 h  Dificultad:  1/ 5

Habéis leído bien. No contentos con haber hecho hace algunos meses una deliciosa mermelada de chorizo, esta vez hemos rizado el rizo y os hemos preparado una confitura o mermelada de cerveza que es un acompañamiento perfecto para tablas de quesos o patés.

Si bien esta mermelada de cerveza no es una receta rápida porque requiere una cocción larga y tiempo de reposo y enfriado, el proceso es muy sencillo y el resultado es espectacular y sorprendente.

Ingredientes

  • Cerveza rubia, 1.5 l (*)
  • Azúcar, 400 g
  • Naranja, 1 (**)
  • Canela, 1 palo de unos 10 – 12 cm
  • Vainilla, 2 vainas
  • Clavos de olor, 1 cucharadita
  • Anís estrellado, 3 ó 4 estrellas
  • Manzana verde, 1 (***)

(*) Yo he utilizado las tres que veis en la foto de la galería, una Gordon Chrome, una Gordon Titanium y una Estrella Galicia.

(**) Vamos a necesitar el zumo y la piel sin lo blanco (la forma más fácil de sacar la piel es usar un pelador con cuchilla serrada, como los que se usan para pelar tomates y pimientos).

(***) La pectina de la manzana es lo que nos va a dar esa textura de mermelada, por lo que la vamos a usar entera, incluida la piel y el corazón. De hecho, si podemos añadir algunos corazones más el resultado será mejor (yo lo que hice fue congelar los de las manzanas que fuimos comiendo los días anteriores).

Preparación de la mermelada de cerveza

  1. En una cacerola ponemos el azúcar, los clavos de olor, la canela, las vainas de vainilla abiertas a lo largo, las estrellas de anís, la piel y el zumo de la naranja, las pieles y los corazones de manzana, la manzana cortada en dados y la cerveza.
  2. Ponemos al fuego (6/12) para que se disuelva el azúcar y esperamos a que hierva, bajamos el fuego (3/12) y dejamos cocer 20 minutos.
  3. Retiramos del fuego, dejamos enfriar y guardamos la olla en la nevera para que repose la mezcla como mínimo 12 horas.
  4. Al día siguiente volvemos a poner al fuego (7/12) hasta que hierva de nuevo. Bajamos el fuego (3/12) y dejamos cocinar 1 hora más. Pasado este tiempo retiramos las frutas y las especias, rescatamos los trozos de manzana, los trituramos con la batidora y añadimos esa papilla al líquido. Mezclamos bien y dejamos al mínimo (1/12) durante otra hora más o el tiempo necesario para que el líquido se haya reducido a la tercera parte de su volumen inicial.
  5. Envasamos al vacío en frascos esterilizados tal y como os explicamos en este post si no la vamos a consumir en poco tiempo.

Resultado

El resultado de esta mermelada de cerveza es algo que sorprende, porque todas las especias actúan en conjunto sin que ninguna destaque especialmente sobre el resto y cuando se prueba es difícil identificar la cerveza.

Nos gusta tanto para postres como en aperitivos acompañando quesos y patés y, por supuesto, para dejar boquiabiertas a las visitas que ya sabéis que eso nos encanta 🙂 .

¿Os animáis a probar la mermelada de cerveza?

2 de 4