Cocinillas, la gastronomía de El Español

Preparación: < 10 min   Dificultad: 1/5  Raciones: 1  Coste: < 3 €

Sigo a vueltas con las ensaladas completas que sirven para comer como plato único, que incluyen proteínas, las grasas necesarias y carbohidratos rápidos y lentos. Porque comer bien a diario ya os he dicho muchas veces que no tiene que ser necesariamente caro no obligarnos a invertir mucho tiempo en la cocina.

En el post de hoy os traigo una versión un poco tuneada de una de esas ensaladas con nombre propio, la ensalada nizarda, Nicosia o Niçoise, típica del sur de Francia, concretamente de la región de Niza, pero tan extendida por el mundo que a día de hoy la receta tiene casi tantas variantes como cocineros, por lo que simplemente os voy a enseñar como la preparo yo.

Ingredientes

Para la ensalada:

  • Patata cocida con piel, 1
  • Judías verdes cocidas, 100 g
  • Atún al natural, 1 lata pequeña
  • Huevo duro, 1
  • Lechuga, 50 – 60 g
  • Tomate pera, 1
  • Mantequilla, para engrasar la sartén
  • Pipas de calabaza, para decorar
  • Sal
  • Pimienta

Para la vinagreta de mostaza (*):

  • Aceite de oliva virgen extra, 2 cucharadas
  • Aceite de maíz, 2 cucharadas (puede ser todo de oliva)
  • Vinagre suave, 2 cucharadas (he puesto de malta y de manzana)
  • Mostaza, 1 cucharada
  • Ajo en polvo, ¼ cucharadita
  • Pimienta molida, 3 o 4 vueltas

(*) Con estas cantidades salen unas 3 raciones de vinagreta. La que sobra se puede guardar en la nevera.

Preparación de la Ensalada nizarda o Nicosia

Ensalada nizarda

Lo interesante es aprovechar judías cocidas que nos hayan sobrado de otra preparación, si no tendremos que cocerlas durante unos 7-10 minutos en agua hirviendo con sal en función de si os gustan más o menos al dente.

En cuanto a la patata yo la he cocido durante 3 minutos en una bolsa de asar en el microondas a 800 W. Y para el huevo duro he seguido las instrucciones de este post.

Ensalada nizarda

La preparación de la vinagreta de mostaza es tan simple como mezclar bien los ingredientes con unas varillas hasta emulsionar la mezcla. Recordad que ente post os contamos el truco de cómo hay que mover las varillas para que la emulsión quede perfecta.

La vinagreta que sobre se puede guardar en la nevera y, aunque se deshará la emulsión simplemente tendremos que volver a batirla bien cuando la vayamos a usar de nuevo.

Ensalada nizarda

Pelamos la patata, la cortamos en rodajas finas, y les damos un golpe de calor en una sartén engrasada con una pizca de mantequilla hasta que se doren ligeramente. Eso les dará un sabor increíble. Las salpimentamos al gusto y reservamos.

Ensalada nizarda

Para servir la ensalada nizarda, ponemos en el plato una base de lechuga cortada en juliana muy fina y encima ponemos las judías verdes cocidas, el tomate cortado en gajos, las patatas pasadas por la sartén, el huevo duro en rodajas, el atún bien escurrido y espolvoreamos unas cuantas pipas de calabaza que le darán un toque crujiente. Acompañamos con la vinagreta de mostaza.

Resultado

Una ensalada completa y equilibrada que se prepara en un santiamén, sin ensuciar apenas la cocina y que, a pesar de ser plato único, nos dejará completamente satisfechos. Y, como cualquier ensalada, admite casi todas las variantes que se os puedan pasar por la cabeza.

1 de 3