Cocinillas, la gastronomía de El Español

Preparación: 15 min  Cocción: 10 min  Dificultad: 1/5  Raciones: 2  Coste: < 3 €

He ido posponiendo esta receta de judías verdes con tomate y jamón porque es de esas tan fáciles que casi no hace falta ni contar la receta, pero al final me he animado a prepararla para el blog porque buscando la receta por la red me he dado cuenta de que yo las hago un poco diferentes, mucho más rápidas y les pongo un toque de comino que les queda de vicio.

Son geniales para una cena rápida o como guarnición en una comida principal y si queremos tomarlas al medio día y vamos justos de tiempo podemos prepararlas la noche anterior -es una receta perfecta para túper- o simplemente podemos dejar las judías verdes cocidas y terminar la receta al día siguiente. También os digo que quedan muchos más ricas si son judías frescas que si las usáis cocidas de bote, que no tienen nadita que ver.

Ingredientes

  • Judías verdes planas, 400 g
  • Tomates cherry maduros, 10 – 12 unidades
  • Ajo, 2 dientes
  • Jamón serrano en taquitos, 100 g
  • Comino molido, ½ cucharadita
  • Aceite de oliva virgen extra, 1 cucharada
  • Sal
  • Pimienta
  • Tomillo fresco, opcional

Preparación de las Judías verdes con tomate y jamón

Judías verdes con tomate

Empezamos lavando las judías, secándolas bien, retirando las puntas y las hebras laterales y cortándolas en trozos de unos 6 centímetros de largo.

Las cocinamos al vapor –si no tenéis vaporera aquí os explicamos un apaño muy interesante– durante 10 minutos si os gustan las verduras “al dente” o un poco más si las preferís más tiernas.

Judías verdes con tomate

Pelamos los dientes de ajo, los picamos muy finos y los ponemos en frío en una sartén con el aceite. Encendemos el fuego a mitad de potencia y cuando veamos que el ajo empieza a “bailar” y a desprender sus aromas añadimos los tomates cherry cortados en rodajas finas. Los dejamos que se cocinen un par de minutos para que suelten el jugo y añadimos el jamón serrano y el comino molido.

Cocinamos durante unos 5 minutos a fuego medio-bajo.

Judías verdes con tomate

Añadimos las judías verdes cocidas, salpimentamos al gusto -ojo que el jamón habrá soltado sal, así que mejor ir probando y rectificando-, mezclamos bien, dejamos que se cocine todo durante un par de minutos para que las judías cojan temperatura y servimos.

Un poco de tomillo fresco por encima a la hora de servir, les da un toque espectacular.

Resultado

Estas judías verdes con tomate y jamón, gracias al comino, resultan fáciles de digerir y si elegimos un trozo de jamón serrano que no tenga grasa, será también un plato ligero.

A mí, casi que me gustan más de un día para otro, por eso siempre preparo 2 raciones y, al día siguiente, con la que me ha sobrado el primer día, soy feliz 🙂

2 de 2