Cocinillas, la gastronomía de El Español

Preparación: < 10 min   Dificultad: 1/5    Coste: < 3 €

Un sábado más os traigo una recetilla para picotear, de esas que se hacen en un momento para improvisar algo que llevarse a la boca cuando en el último momento a los colegas se les ocurre dejarse caer por casa para ver el partido o una peli o simplemente picar algo antes de continuar la noche en otro sitio.

En esta ocasión os propongo una salsa de queso picante para nachos, que vale para mojar casi cualquier cosa porque con patatas fritas está también buenísima. No es más que la típica salsa de queso cheddar con la que suelen servir los nachos en algunos restaurantes mexicanos o que podemos encontrar envasada en la sección de productos internacionales de algún supermercado, aunque en mi modesta opinión, esta versión casera está muchísimo más rica.

Ingredientes

  • Nata ligera para cocinar, 150 ml
  • Queso cheddar, 150 g
  • Salsa picante, ½ cucharada aprox (*)
  • Maizena, 1 cucharada
  • Chile en conserva, 1 o 2 (**)
  • Sal, opcional

(*) Pueden ser unas gotas de tabasco o la cantidad al gusto en función de cuánto os guste el picante. Yo le he puesto una cucharadita de salsa de chile habanero -muy picante- y unas gotas de salsa de chile jalapeño -más suave-.

(**) Yo le he puesto un chile serrano que eran los que tenía en casa, pero también puede ser jalapeño que ahora se encuentran en casi cualquier supermercado.

Preparación de la Salsa de queso picante para nachos

Salsa de queso picante para nachos

Lo primero que haremos será rallar el queso o cortarlo en lonchas finísimas.

Salsa de queso picante para nachos

Separamos 50 ml de nata y disolvemos en ella la cucharada de maizena, reservamos y ponemos a calentar el resto de la nata a fuego mínimo.

Salsa de queso picante para nachos

Añadimos el queso y la salsa picante. Removemos constantemente hasta que se funda, siempre a fuego bajo para que no llegue a hervir ni se pegue al fondo del cazo.

Salsa de queso picante para nachos

Añadimos la maizena disuelta en el resto de la nata, mezclamos bien y dejamos que se cocine un par de minutos sin dejar de remover hasta que veamos que espesa. Apartamos del fuego y troceamos el chile.

Salsa de queso picante para nachos

Añadimos el chile troceado y mezclamos bien. Probamos y, si fuese necesario, rectificamos de sal. Para mi gusto, con la sal que aporta el queso es suficiente, pero si estáis muy acostumbrados a las salsas comerciales que suelen ser muy saladas es posible que necesitéis un poco más de sal. Aún así tened en cuenta que si vais a tomar la salsa con nachos o con otros snacks salados, tampoco conviene que la salsa sea excesivamente salada.

Resultado

Esta salsa de queso picante no puede ser más fácil y os garantizo que cuando la probéis se os van a quitar las ganas de volver a comprarla hecha. Ya me contaréis.

1 de 1