Cocinillas, la gastronomía de El Español

Preparación: 15 min  Enfriado: 3 h  Dificultad: 1/5  Unidades: 18-20  Coste: < 4 €

Pues sí, ya tocaba dulce, que en el fondo me encanta preparar golosinas pero es que últimamente entre que estoy a dieta y no tengo a quien regalárselas, pues las dulcerías las tengo un poco abandonadas.

Pero es que llegando estas fechas con todo el despliegue navideño que ya se ha montado en los supermercados, como que cuesta resistirse a empezar a probar cosas de cara a decidir cuáles serán los postres que protagonizarán las cenas navideñas. Eso sí, no penséis que me he puesto tibia a chocolate, pues estas riquísimas trufas de coco y frutos secos fueron para regalar. Que pocas cosas hay que molen más que hacer cosas ricas con las que hacer felices a los que más quieres. He dicho.

Ingredientes

  • Chocolate con frutos secos, 200 g (1 tableta)
  • Nata líquida, 100 ml
  • Aceite de coco, 1 cucharada (opcional)
  • Coco rallado, 100 g y algo más para rebozar

Preparación de las Trufas de coco y frutos secos

Son tan fáciles de hacer que salvo el momento de triturar el chocolate o usar el microondas, el resto de pasos son geniales para que los peques de la casa echen una mano.

Trufas de coco

Empezamos troceando el chocolate con frutos secos para meterlo en un procesador de alimentos.

Trufas de coco

Trituramos dando unos golpes de turbo o a velocidad muy alta hasta conseguir una textura granulada. Otra opción, en caso de no tener un procesador de alimentos de este tipo, sería hacer uso de un rallador y rallar la tableta de chocolate. Llevará un poco más de tiempo pero será igualmente efectivo.

En un bol apto para microondas ponemos la nata líquida y el aceite de coco. Calentamos en el microondas durante un minuto a 800 W de potencia.

Inmediatamente añadimos el chocolate triturado.

Trufas de coco

Mezclamos bien hasta que el chocolate esté completamente disuelto, añadimos los 100 g de coco rallado y mezclamos hasta tener una pasta homogénea.

Dejamos enfriar hasta que solidifique. Ahora con el frío que hace, si no tenéis la calefacción encendida será rápido.

Trufas de coco

Aunque yo lo dejé toda la noche. Y ya solo queda la parte divertida, la de pringarse las manos. Ahora cogemos cucharadas de la pasta que habrá endurecido y las moldeamos con las manos para darles forma esférica -o de huevo, o de lo que mejor os parezca, que para algo van a ser vuestras trufas de coco y frutos secos- y las rebozamos en más coco rallado.

Trufas de coco

Y hala, ya podemos sacarlas en la bandeja de los turrones o guardarlas en un túper en la nevera para ir disfrutándolas durante varios días cada vez que nos apetezca un bocado dulce.

Resultado

Si es que hay veces que hacer felices a otros cuesta tan poco…. Y en el caso de estas trufas de coco y frutos secos, el secreto no está en el trabajo que dan ni en la habilidad que se requiere, basta con usar un chocolate rico y el éxito está garantizado. ¡Palabrita!

2 de 2