Cocinillas, la gastronomía de El Español

Preparación: < 10 min   Cocción: 10 min    Dificultad: 1/5   Unidades: 10 – 12   Coste: < 4 €

Hace una semana el revuelto eran las carnes procesadas y desde entonces son el mal, pero si nos paramos a pensarlo las carnes no es lo único que se procesa y los alimentos procesados, sean los que sean, es de sentido común pensar que sanos lo que se dice sanos no pueden ser.

Y me vinieron el otro día a la cabeza estas varitas de pescado caseras, que son facilísimas, se hacen en un momento y son todo lo natural que puede ser algo hoy en día. Ojo, que con esto no quiero decir que sean un menú saludable porque no dejan de ser una fritura, pero sí es cierto que están hechas con ingredientes que todos reconocemos como comida.

Y pensando en todo esto, acabé de nuevo dándole vueltas a un tema del que ya os había hablado cuando os conté unas cuantas cosas sobre los colorantes alimentarios y es que muchos de estos alimentos procesados industrialmente son comidas especialmente pensadas para niños y no son pocas las familias que incluyen estos productos en la cesta de la compra pensando, muchas veces con la mejor intención, en que es una forma cómoda de que los pequeños coman más pescado o lo que sea.

Ingredientes

  • Pescado blanco sin espinas, 300 g (*)
  • Queso tipo Philadelphia, 3 cucharadas
  • Nata líquida, 3 cucharadas
  • Pan rallado, panko o pan de molde, 3 cucharadas o 1 rebanada
  • Sal y pimienta
  • Harina, huevo y pan rallado para rebozar
  • Aceite para freír

(*) Yo he usado lirios, pero puede ser merluza, bacalao o cualquier pescado blanco. Eso sí, por favor, que no sea panga.

Preparación de las Varitas de pescado caseras

Varitas de pescado caseras

A estas alturas, que ya me vais conociendo, cuando os digo que algo es fácil es que es facilísimo. En este caso, solo hay que poner el pescado limpio de espinas y troceado en un procesador de alimentos, salpimentarlo. Si el pescado tiene la piel más gruesa conviene retirarla también.

Varitas de pescado caseras

Añadir el queso tipo Philadelphia, la nata líquida y el panko, pan rallado o pan de molde troceado. Y triturar hasta obtener una pasta homogénea pero sin que llegue a ser una papilla.

Varitas de pescado caseras

Con una cuchara vamos cogiendo porciones de la pasta, les damos forma de “varita de pescado” con ayuda de las manos, y las rebozamos en harina, huevo batido y pan rallado o panko.

Varitas de pescado caseras

Las freímos en aceite abundante a fuego medio alto hasta que estén bien doradas por ambos lados y servimos inmediatamente.

Resultado

Al tratarse de una fritura, estas varitas de pescado caseras son un plato calórico que tampoco es para todos los días, pero que de vez en cuando acompañadas de una ensalada o una guarnición de verduras, pueden ser una buena solución algo más saludable que la versión comercial para que los más pequeños coman pescado.

Otra receta similar que también es genial para comer pescado sin espinas son estas albóndigas de pescado, aunque también reconozco que elaborarla lleva un poquito más de tiempo, aunque no mucho más.

2 de 2