Cocinillas, la gastronomía de El Español

Preparación: < 10 min   Cocción: 30 – 40 min  Dificultad: 1/5   Raciones: 2 -3  Coste: < 2 €

De pequeña quería parecerme a Mafalda en todo excepto en una cosa, nunca entendí como un personajillo tan interesante podía odiar la sopa. Lo que es yo, no sería capaz se soportar el invierno sin sopas o cremas casi a diario, me parecen lo mejor para entrar en calor.

Esta que os propongo hoy, una crema de apio y manzana, os puede sonar a mezcla extraña, pero os aseguro que el apio hace muy buenas migas con la manzana y el resultado es una crema deliciosa que os va a gustar incluso a los que ahora mismo estéis arrugando la nariz pensando en el apio. Si sois de esos, cambiad el chip, pensad en lo sana y diurética que es esta hortaliza, en la fibra que tiene y las calorías que no tiene y dadle una oportunidad.

crema de apio y manzana

Ingredientes

  • Apio, 7 u 8 tallos enteros
  • Cebolla, 1 pequeña
  • Patata, 1 pequeña
  • Manzana (Fuji), 1 grandecita
  • Mantequilla, 3 cucharaditas
  • Agua, 450 ml
  • Leche, 250 ml
  • Sal

Preparación de la Crema de apio y manzana

crema de apio y manzana

Pelamos la patata y la cebolla, lavamos bien las ramas de apio y lo cortamos todo en trocitos pequeños.

En una cacerola ponemos a calentar la mantequilla a fuego medio, cuando se haya derretido añadimos la patata y la cebollla troceadas, las salamos ligeramente y las salteamos durante dos o tres minutos hasta que empiecen a tomar color. Añadimos el apio, salamos y rehogamos durante unos 5 minutos removiendo de vez en cuando.

crema de apio y manzana

Mientras tanto pelamos y troceamos la manzana, hacemos un pequeño hueco entre las verduras de la cacerola, echamos la manzana, la rehogamos también un par de minutos, añadimos el agua y la leche, salamos ligeramente -ya rectificaremos después-, esperamos a que rompa a hervir, bajamos el fuego al mínimo, tapamos la cacerola y dejamos cocer durante unos 20 minutos hasta que las hortalizas estén supertiernas.

Trituramos con la batidora de brazo a máxima potencia hasta obtener una crema fina y rectificamos de sal si fuese necesario.

crema de apio y manzana

La servimos caliente, bien sola, si no nos queremos complicar la vida, o bien con unos picatostes o croutons, o un crujiente de jamón, o un poco de huevo duro picado.

Resultado

Esta crema de apio y manzana, ahora en invierno es una maravilla para tomar como entrante a la hora de la cena, nos reconfortará y será un primer plato genial si después vamos a tomar un sándwich con alguna proteína.

1 de 4