Cocinillas, la gastronomía de El Español

Preparación: < 30 min   Dificultad: 1/5  Raciones: 2  Coste: < 4 €

Aquí en Galicia las albóndigas van con patatas, en realidad todo va con patatas, vas a un bar y pides una tapa de calamares, te sacan calamares con patatas, que pides una ración de lomo frito, te ponen lomo con patatas… Y no, hay más cosas con las que acompañar la “chicha”, como por ejemplo en esta receta rapidísima de pasta con albóndigas que os voy a enseñar a preparar hoy.

Aparte de ser muy fácil de preparar, lo que tiene de especial esta receta de pasta con albóndigas es que las albóndigas no las vamos a freír en ningún momento, por lo que podríamos considerar que se trata de una receta bastante saludable.

Ingredientes

  • Pasta seca, 150 g

Para las albóndigas:

  • Carne picada de ternera, 250 g
  • Huevo M, 1
  • Especias al gusto
  • Sal
  • Pimienta molida

Para la salsa:

  • Ajo, 3 dientes
  • Chile o guindilla, 1 pequeño (opcional)
  • Albahaca fresca, 3 o 4 hojas
  • Tomate triturado, 200 g
  • Aceite de oliva virgen extra, 3 cucharadas
  • Sal

Preparación de la Pasta con albóndigas

Pasta con albóndigas

Ponemos la carne picada en un bol, la salpimentamos al gusto, añadimos algunas especias -le va muy bien el tomillo y el perejil seco-, cascamos el huevo, mezclamos bien y, con ayuda de las manos limpias vamos haciendo bolitas que no sean excesivamente grandes.

Ponemos a calentar una sartén antiadherente y vamos dorando nuestras albóndigas por todos lados. Como no estamos usando aceite, será normal que al cocinarlas se aplasten un poco y pierdan la forma redondita, pero no nos importa con tal de ahorrarnos la fritura. cuando estén listas las reservamos.

Aprovechamos para poner el agua a hervir para cocer la pasta.

Pasta con albóndigas

Limpiamos la sartén con un poco de papel absorbente, echamos el aceite de oliva y lo ponemos a calentar a fuego bajo para sofreír los dientes de ajo muy bien picados y el chile o la guindilla cortados en aros finos, cuando empiecen a tomar color añadimos la albahaca y el tomate triturado, salamos al gusto y subimos el fuego para que se fría el tomate, removiendo de vez en cuando durante unos 4 o 5 minutos.

Mientras se va haciendo la salsa, cocemos la pasta siguiendo las instrucciones del fabricante.

Pasta con albóndigas

Cuando la salsa haya reducido a las 3/4 partes añadimos las albóndigas, bajamos el fuego y las dejamos cocinar durante unos 5 minutos más. Sacamos las albóndigas y echamos la pasta escurrida en la sartén, removemos para que se impregne con la salsa y servimos inmediatamente con las albóndigas por encima.

Pasta con albóndigas

Y listo para comer, podemos servir con un poco más de albahaca fresca.

Resultado

La pasta con albóndigas cocinadas sin frituras es una receta genial para tomarla como plato único, y será mucho más saludable si elegimos una pasta integral.

Imágenes | Danny

1 de 1