Cocinillas, la gastronomía de El Español

Preparación: < 15 min   Cocción: 40 min  Dificultad: 1/5  Raciones: 3-4  Coste: < 3 €

Seguimos experimentando con la Olla GM F y esta vez nos hemos marcado un potaje de garbanzos rápido con las verduritas que había por el cajón de la nevera, una receta rica, barata, saludable y calentita que estos días se agradece muchísimo y eso que dicen que el invierno no está siendo demasiado frío.

Y es que los días de invierno, no sé vosotros, pero yo funciono mejor cuando en las comidas hay algún plato de cuchara aunque solo sea una pequeña ración de entrante.

Ingredientes

  • Garbanzos cocidos de bote, 300 g
  • Cebolla, 1 pequeña
  • Zanahoria, 1 grande
  • Pimiento rojo, 1 pequeño
  • Puerro, 1 (solo la parte blanca)
  • Tomate triturado, 100 g
  • Caldo de verduras, 600 g
  • Pimentón dulce, 2 cucharadas
  • Harina de trigo, 2 cucharadas
  • Aceite de oliva virgen extra, 3 cucharadas
  • Sal

Preparación del Potaje de Garbanzos rápido en Olla GM F

  1. Lavamos, secamos, pelamos y troceamos todas las verduras en trozos muy menudos.
  2. Programamos la Olla GM F en menú sofreír, agregamos el aceite de oliva virgen extra y cuando esté caliente pero sin llegar a humear añadimos la cebolla, la zanahoria, el pimiento y el puerro, salamos ligeramente y sofreímos removiendo de vez en cuando durante unos 10 minutos.
  3. Agregamos el pimentón, la harina y el tomate triturado, mezclamos todo bien y rehogamos durante unos 10-12 minutos más.
  4. Echamos el caldo y una vez que empiece a hervir añadimos los garbanzos escurridos y enjuagados y rectificamos de sal.
  5. Programamos menú guiso y dejamos cocer todo junto durante 20 minutos.
  6. Servimos caliente.

Resultado

En esta receta de potaje de garbanzos rápido el sofrito es la clave, pues es lo que dará sabor al plato y con lo que podemos jugar, no solo podemos añadir las verduras que más nos gusten, sino que también podemos jugar con especias, por ejemplo, si añadimos comino molido, tendrán un punto a los garbanzos que se guisan con los callos, pero también podemos darles un toque de curry si queremos un sabor más exótico o un poco de cayena molida si queremos que sean picantes.

Por supuesto, si no tenéis olla GM F, también se puede preparar la receta en una olla normal, pues en esta ocasión no hemos utilizado ninguna función que no podamos realizar en cualquier otra olla, eso sí, como para todos los guisos y potajes, es aconsejable usar una olla que reparta bien el calor.

Te puede interesar
3 de 3