Cocinillas, la gastronomía de El Español

Preparación: 5 min  Cocción: < 20 min  Dificultad: 1/5  Raciones: 2  Coste: < 1 €

Si habéis sido previsores y habéis aprovechado el marisco de la Navidad para hacer algún fumet rico que ahora descansa en el congelador, preparar esta receta no os costará nada, si no, apuntad la idea para la próxima vez que preparéis alguna receta con gambas, gambones o langostinos en la que os sobren las cabezas, pues con el caldito que se puede hacer con ellas se preparan estos tallarines con salsa de gambas en un periquete y, aunque se trata de un plato barato, su sabor concentra toda la esencia del marisco.

Esta receta no es más que otro ejemplo de cómo se le puede sacar partido a cosas que muchas veces terminan en la basura, pero que con un poco de imaginación se pueden aprovechar para preparar platos espectaculares.

Tallarines con salsa de gambas

Ingredientes

  • Tallarines, 150 g
  • Cebolla, 1 pequeña
  • Ajos, 3 o 4 dientes
  • Vino blanco, 40 ml
  • Maizena, 1 cucharadita
  • Aceite de oliva virgen extra, 2 cucharadas
  • Fumet de gambas, 200 ml
  • Sal
  • Cebollino o cebolleta picada para decorar
  • Chile o cayena molida para dar el toque final

Para el fumet de gambas:

  • Cabezas y cáscaras de gambas
  • Agua
  • Aceite de oliva virgen extra

Preparación de los Tallarines con salsa de gambas

Tallarines con salsa de gambas

Si no tenemos el fumet hecho con antelación lo preparamos poniendo a calentar una o dos cucharadas aceite en una cacerola y sofriendo las cabezas y cáscaras de gambas hasta que tomen color anaranjado, cubrimos con agua, llevamos a ebullición, bajamos el fuego y dejamos que cueza durante 10 minutos. Pasado ese tiempo, colamos apretando bien las cabezas para que suelten todos los jugos y reservamos. No suelo ponerle sal porque así luego puedo ajustarla en función de lo que vaya a preparar con él.

Para preparar la salsa de gambas, ponemos a calentar dos cucharadas de aceite en una sartén a fuego bajo y añadimos los ajos troceados en trozos grandes -así será más fácil retirarlos luego-, cuando empiecen a desprender aroma, echamos la cebolla picada muy fina, sazonamos y subimos el fuego. Salteamos durante unos 5 minutos hasta que empiece a tomar color.

Tallarines con salsa de gambas

Añadimos el vino blanco y subimos el fuego hasta que se evapore el alcohol. Después añadimos el fumet de gambas reservando unos 50 ml en los que disolveremos la maizena y que añadiremos a continuación, sazonamos y  dejamos cocinar durante unos 5 minutos más, retiramos los ajos y trituramos con la batidora hasta tener una salsa fina.

Cocemos la pasta siguiendo las instrucciones del fabricante y, cuando esté, la echamos sobre la salsa caliente.

Tallarines con salsa de gambas

Servimos inmediatamente decorando con un poco de cebollino o cebolleta picada y unas escamas de chile seco o cayena.

Resultado

Como veis es facilísimo preparar un plato con muchísimo sabor, perfecto para una cena rápida o como primer plato de cualquier día de diario sin necesidad de invertir gran cantidad de dinero. El fumet que sobra se puede congelar en cubiteras o en vasos de plástico para usarlo en futuras ocasiones, bien preparando de nuevo estos tallarines con salsa de gambas o para dar sabor a algún arroz.

Tallarines con salsa de gambas

Y recordad, que para comer bien no hay que ser un chef ni tener mucha experiencia, solo es cuestión de echarle ganas.

3 de 3