Cocinillas, la gastronomía de El Español

Preparación: < 10 min   Cocción: < 20 min   Dificultad: 1/5   Raciones: 2 – 3   Coste: < 3 €

Seguimos dándole buen uso a nuestra olla GM F y hoy os traemos una nueva receta tan rica como sencilla, un revuelto de verduras la mar de sanote que es perfecto para cualquier cena y que podéis añadir a la selección de recetas para comer más verduras casi sin darte cuenta.

Ingredientes

  • Pimiento rojo troceado, 1
  • Pimiento verde troceado, 1
  • Zanahoria troceada, 1
  • Cebolla troceada, 1 pequeña
  • Berenjena troceada, ½
  • Huevos, 4
  • Aceite de oliva virgen extra, 3 cucharadas
  • Sal
  • Queso curado rallado, 2 cucharadas
  • Especias al gusto

Preparación del Revuelto de verduras en Olla GM F

  1. Ponemos el aceite de oliva virgen extra en la cubeta de la olla y la programamos en menú Plancha 99 minutos (tranquilos que no nos va a llevar tanto tiempo, pero lo hacemos así para que no quedarnos sin tiempo mientras se cocinan las verduras) y añadimos la zanahoria.
  2. Cuando pasen 2 minutos añadimos los pimientos y la cebolla y finalmente 2 minutos después añadimos la berenjena troceada, que podemos pelarla o no, según gustos. Salamos al gusto.
  3. Cocinamos todo junto durante unos 5 minutos (podemos llegar hasta 10 minutos si nos gustan las verduras muy muy tiernas).
  4. Cuando las verduras estén a nuestro gusto, cancelamos el menú Plancha y programamos otros 99 minutos en menú Escalfar. Añadimos los huevos batidos a la cubeta y con ayuda de una lengua de silicona o una cuchara de madera vamos removiendo poco a poco para que cuajen a nuestro gusto. Cuando estén listos cancelamos el menú y retiramos.
  5. Rectificamos de sal, ya que los huevos quedarán más jugosos si la añadimos al final.
  6. Servimos y espolvoreamos con un poco de queso curado rallado y, si nos apetece, con algunas especias como puede ser orégano o perejil seco.

Resultado

En menos de media hora tenemos listo este revuelto de verduras que será un primer plato o entrante genial para cualquier comida o también será perfecto como plato único para la hora de la cena. A los peques de la casa les encantará. Un truquito, a veces los más peques suelen protestar cuando ven cosas verdes, la solución es bien sencilla, solo hay que cambiar el pimiento verde por otro rojo o uno amarillo.

1 de 3