Cocinillas, la gastronomía de El Español

El País Vasco es una de las zonas con una tradición y una calidad gastronómica más fuertes de España. Además de por su preciosa naturaleza, muchos turistas acuden a Guipúzcoa para realizar algunas de las rutas de pinchos en San Sebastián que esta ciudad alberga.

Salir de ruta gastronómica por Donosti implica, por supuesto, ir de pinchos, o mejor dicho, de pintxos. Aunque las sidrerías son otro de los atractivos culinarios de la zona, nos centramos hoy en esta forma tan nuestra de disfrutar de la comida: el pintxoteo.

Quien piensa en tapear por San Sebastián está imaginando, inevitablemente, tabernas llenas de pinchos con palillos; barriles que hacen de mesa en la mayoría de los locales, o el ambiente de quien disfruta de una buena tortilla de bacalao.

Cómo ir de pinchos por San Sebastián

pinchos de San Sebastián

Ir de pinchos en San Sebastián conlleva un ritual distinto al que podemos hacer cuando tapeamos en cualquier otra parte del país. En primer lugar, a diferencia de otros lugares como Andalucía, el pincho no va incluido en la consumición. En Donostia, los pintxos se pagan. Eso sí, suele estar cocinados con ingredientes de alta calidad. Lo más normal es pedir al mismo tiempo un pincho y una consumición, y después ir a otro bar o taberna y repetir el proceso.

Las bebidas que suelen acompañar a los pinchos son los txikitos (se denomina así a un vaso de vino), los txakolís (vino blanco dulce muy típico en Euskadi) o los zuritos (pequeñas cañas de cerveza). Además, el camarero no apunta tus consumiciones, sino que cuenta los palillos que has dejado en el plato cuando tú mismo te has servido tus pintxos de la barra. Un palillo, un pintxo, y el tamaño de los palillos indica el tipo de pincho que has cogido.

Y una vez que ya hemos aprendido lo más típico sobre tapear en Donosti, ya podemos comenzar nuestras rutas de pinchos en San Sebastián.

Rutas de bares de pinchos de San Sebastián

Pinchos de San Sebastián, ruta por la zona vieja

En la zona vieja de San Sebastián es donde permanece la tradición más pura del pintxoteo donostiarra. También es donde podemos encontrar un mayor número de tabernas, muchas de ellas, con una gran historia a sus espaldas. Las calles 31 de agosto y Pescadería son las más concurridas.

Goiz Argi (Fermín Calbetón, 4)

El Goiz Argi es uno de los bares de pinchos de San Sebastián más clásicos, donde la visita es obligada. Su típica barra llena de opciones para degustar abre el apetito a cualquiera.

Se pueden encontrar un sinfín de pintxos: desde brochetas, croquetas o pinchos morunos hasta chipirones, champiñones rellenos o su mítico Mariluz, en honor a su antigua propietaria. Este se compone de salmón ahumado, anchoa en salazón y pimiento verde).

Sin embargo, su pincho estrella es la brocheta de gambas ¡No dejes de visitarlo!

Txepetxa (Pescadería, 5)

Hablar del Txepetxea es hablar de las anchoas. Este establecimiento se ha hecho un hueco entre los grandes por este producto y sus múltiples platos con la anchoa como protagonista.

Ganbara (San Jerónimo, 19)

Si no quieres perderte los mejores hongos al ir de pinchos en Sabestián, entonces visitarás el Ganbara. Con más de un cuarto de siglo de historia, tiene su lugar merecido dentro de las mejores rutas de pintxos en San Sebastián.

Zeruko (Pescadería, 10) 

El concepto de pintxos de este bar es más moderno y vanguardista. De hecho, los chefs de este establecimiento has ganado distintos premios a los mejores pinchos de Guipuzkoa, así que ya solo por esto, merece la pena visitarlo.

Tamboril (Pescadería, 2)

Se trata de un bar muy pequeño ubicado en la plaza Constitución. Aquí lo más típico son sus cahmpis, así como su gran variedad de fritos. Un buen lugar para comenzar la ruta de pinchos en San Sebastián.

pinchos_2

Gandarias (31 de agosto, 23)

Este establecimiento cuenta con una gran variedad de vinos y pintxos. Además, el Gandarias también es un estupendo restaurante, donde podrás comer o cenar sentado eligiendo los mejores platos de su carta. ¡Ah! Y cuenta también con productos especiales sin gluten.

A fuego negro (31 de agosto, 31) 

El A Fuego Negro ofrece una experiencia multisensorial. Comer, beber, escuchar, mirar y aprender en un solo lugar. Además de los pinchos, también cuentan con un menú degustación que puede ser una opción perfecta para descubrir la gastronomía típica vasca.

Nestor (Pescadería, 11)

El Bar Nestor lleva ofreciendo sus pinchos desde el año 1980, así que cuenta con una gran tradición en San Sebastián. Es un lugar pequeños, con apenas una mesita. Sus platos más famosos son la ensalada de tomate y la chuleta de carne. Y uno de sus puntos diferenciales, su tortilla de patata. Está exquisita, pero solo la sirven dos veces al día: a las 12 y a las 20 horas. ¡Se acaba en dos minutos!

La Viña (31 de agosto, 3)

La Viña es un establecimiento que recomendamos dejar para el final. ¿Por qué? Muy sencillo: su plato estrella es su tarta de queso. Así rematamos la jornada de pintxoteo por la zona vieja de San Sebastián con un postre de categoría.

Pinchos de San Sebastián, ruta por la zona centro

Otro de los lugares donde podremos disfrutar de una buena rutas de pinchos en San Sebastián, es su zona centro.

San Marcial (Pasaje San Marcial, 50)

Si vas al bar San Marcial, no puedes perderte su especialidad, la gavilla. Se trata de una croqueta de gran tamaño rellena de jamón, queso y bechamel.

La Espiga (San Marcial, 48)

Ubicado en la Calle San Marcial, La Espiga es otro de los bares de referencia para ir de pintxos en San Sebastián. Es muy típica su anchoa Getaria, aliñada con generoso aceite, ajo y guindilla. También es un sitio famoso por su ensaladilla rusa y por su plato de morros de ternera.

Antonio (Bergara, 3)

Sin duda, el bar Antonio es una gran muestra de la esencia que engloba ir de pintxos en Sebastián. Son muy populares sus raviolis de rabo de buey y langostino en salsa de Martini. Ya solo por ellos deberías acercarte a visitarlo. Pero también podrás encontrar otros pintxos deliciosos.

Casa Vallés (Reyes Católicos, 10)

pinchos de San Sebastián, Gilda tradicional 3

Uno de los pintxos más famosos de San Sebastián es La Gilda. Todo un clásico. Anchoas, piparras y aceitunas en forma de banderilla. Curiosamiente, Casa Vallés es el establecimiento que dicen que lo inventó, así que pasar por este bar es una de las cosas más típicas que puede hacerse.

Mesón Martín (Elkano, 7)

Su fama va de la mano de sus populares tostadas de traineras con jamón, chipirón y gamba. Si vas a la zona centro, pásate y entenderás de qué hablamos.

¿No te han entrado muchas ganas de coger las maletas y visitar todos los bares de esta ruta? ¡A nosotros sí!

1 de 4