Cocinillas, la gastronomía de El Español

Preparación: 5 min  Cocción: 1 h  Dificultad: fácil  Raciones: 1  Coste: barato


Las cosas más sencillas pueden ser las más ricas. Y este bocadillo de pollo hecho a baja temperatura con aguacate es uno de los mejores ejemplos de ello. Parece mentira que algo tan fácil de hacer pueda estar tan rico, y te lo vamos a demostrar.

Ingredientes


  • Pechuga de pollo
  • Aguacate
  • Tomate
  • Pan muy bueno
  • Sal
  • Pimienta

Pechuga de pollo a baja temperatura para bocata


Empezamos preparando una pechuga de pollo a baja temperatura, te recomiendo encarecidamente que utilices pollo de corral por lo menos. Hay que cocinarla durante 1 hora a 65ºC. ¿Cómo? Depende de ti. Te hemos contado varias veces las diferentes técnicas de cocción a baja temperatura que existen, pero por si acaso:

  • Manual: Usa un termómetro hasta conseguir tener una perola con agua a 65ºC. Mete la pechuga de pollo en una bolsa zip apta para cocinar y sumerge poco a poco la pechuga en el agua hasta que todo aire salga fuera. Cierra la bolsa zip y espera 1 hora.
  • Termocirculador: Con un aparato tipo Anova calienta agua a 65ºC. Envasa al vacío la pechuga de pollo o en una bolsa zip como en el caso anterior y sumerge durante 1 hora.
  • Placa inducción con control de temperatura: Caliente una cacerola con agua a 65ºC. Introduce la pechuga de pollo envasada al vacío o en una bolsa zip durante 1 hora. Es conveniente que revises la temperatura del agua con un termómetro porque a no ser que tengas una Rocook el control de temperatura de estas placas no es 100% preciso.

Bocata de pollo a baja temperatura


1: Tostamos el pan

Vamos a hacer un bocadillo. Por el amor de todos los gatitos del mundo, no utilices cualquier pan. No has estado cocinando una pechuga durante 1 hora para luego usar pan del chino de la esquina.

Elige un buen pan. Ya sabes que a mi me encanta el del Museo del Pan gallego en Madrid o el de Panifiesto en Lavapiés, pero seguro que tienes fichada alguna panadería de calidad en tu ciudad.

Corta dos rebanadas generosas y tuesta ligeramente. El punto es al gusto, pero yo te recomiendo tostar solo ligeramente, hasta que empieza a aparecer dorado.


2: Montamos el bocadillo

Cortamos el pollo en tiras. El aguacate y el tomate a lo largo. Ponemos en orden: pan, pollo, aguacate, tomate, pan. Y a disfrutar.

¿Por qué cocinar el pollo a baja temperatura?


Prueba y verás. Cocinar pechuga de pollo a baja temperatura le da una nueva dimensión, una textura suave y tierna con mucho más sabor que si lo hacemos a la plancha, que queda seco e insulso. Además nos vamos a asegurar que quede igual de rico todas las veces que lo hagamos con solo cumplir la regla de cocinarlo a 65ºC durante 1 hora.

2 de 4