Cocinillas, la gastronomía de El Español

Hace poco más de un mes que me compré una Crock Pot. Esta olla de cocción lenta ha cambiado mi vida y mi forma de comer y os explico por qué.

Las prisas, el trabajo, los niños para aquellos que tengan hijos… nuestra vida es cada vez más acelerada y eso afecta a muchísimos aspectos. Cada vez estamos más estresados, tenemos menos tiempo para dedicarnos a lo que nos gusta y menos tiempo para hacer algo importantísimo a lo que antaño se dedicaba mucho tiempo: cocinar.

Ya son pocos los que pueden pararse tranquilamente a seleccionar buenos ingredientes, pensar y buscar una buena receta y ponerse a cocinar con calma para conseguir un plato perfecto, ese guiso sabroso que recordamos por su olor de cuando éramos pequeños o unas buenas lentejas estofadas humeantes que nos esperen en la mesa al llegar a casa.

Vida moderna y mala cocina

Desgraciadamente hoy en día esta forma de cocinar cada vez se ve menos. Recurrimos a productos procesados, platos preparados y comida rápida, muchas veces poca calidad y con aditivos que poco a poco y con el tiempo acaban pasando factura. Y eso no es bueno.

Yo puedo dar gracias a que el blog me ha obligado a seguir cocinando bien, pero tengo que reconocer que cada vez estaba fallando más. Ha sido sobre todo la carga del trabajo lo que me ha ido obligando a dejar el buen cocinar más y más de lado, pero eso se ha acabado. El punto que ha marcado el cambio ha sido el descubrimiento de la olla de cocción lenta Crock Pot. Este inventado me ha cambiado la vida y la forma de cocinar y comer. Parece exagerado, pero ha sido una revolución.

Baja temperatura, cocina mejor y más fácil

utensilios para cocinar a baja temperatura

El cambio empezó en realidad con el descubrimiento de la cocina a baja temperatura. Hace poco os conté todo sobre la cocina a baja temperatura, pero te aconsejo que visites nuestra sección dedicada a la cocina a baja temperatura para descubrir recetas, trucos y mucho más. Esta técnica es un cambio radical en la cocina doméstica, y con un poco de organización permite preparar platos de altísimo nivel de forma muy fácil y sencilla.

El problema es que al principio me centré demasiado en la cocina a baja temperatura envasada al vacío, es decir, lo que se denomina sous vide, y aunque no es difícil porque solo requiere ser un poco organizado existen técnicas mucho más fáciles. Y ahí es donde entra en juego la Crock Pot.

Cocina fácil con la Crock Pot

Crock Pot

La Crock Pot es una olla de cocción lenta a baja temperatura. Es decir, es una olla eléctrica que cocina alimentos a menos de 100ºC. Las hay de otras marcas, pero la más popular y extendida es Crock Pot, y lo bueno es que es la cosa más sencilla de usar del mundo de la cocina. Tiene dos posiciones, lenta y rápida ó baja y fuerte, pero por lo general siempre usaremos la posición lenta porque es la que mejores resultados da.

Os voy a poner el ejemplo que mejor explica por qué la Crock Pot me ha cambiado la vida. Además de gestionar varios blogs y páginas web, doy clases en un máster de periodismo digital por las mañanas. Cuando llega la época de clases mi vida se convierte en un huracán y no paro. Salgo a primera hora de casa, doy clase y luego tengo que poner todo el trabajo al día porque he estado liado por la mañana. ¿Sacar tiempo para cocinar? Casi imposible, solo puedo por la tarde-noche. Perfecto, porque la Crock Pot es ideal en este caso.

La Crock Pot tiene la comida lista a la hora que tú quieras

Casi todos los platos que preparo en Crock Pot tardan de 6 a 8 horas, que parece mucho, pero como veréis es una ventaja. Lo que hago es hacer la preparación previa que requiere un plato hecho en Crock Pot por la tarde-noche, lo meto a la olla de cocción lenta y programo para que se encienda a las 6 de la mañana y se apague a las 14 h en el caso de una receta de 8 horas de cocción.

¿Veis la ventaja y facilidad que da esto? Simplemente he tenido que preparar el plato por la noche, algo que suele llevar unos 15 minutos, y meter todo en la Crock Pot. Luego se programa y listo, no hay que hacer nada más.

A las 14 h cuando llego a casa me encuentro una olla con comida caliente, recién preparada y hecha a fuego lento con mucho mimo. Lo increíble es que los resultados son perfectos, guisos con carnes melosas y legumbres que quedan exactamente en su punto.

Guiso de ternera en olla de cocción lenta

La Crock Pot me permite por un lado tener comida caliente y recién preparada cuando llego a casa y por otro ahorrarme un montón de tiempo en la cocina cuando no puedo dedicarlo. La facilidad para programarse y organizarse con la olla de cocción lenta es una pasada, y ha conseguido que vuelva a comer muy bien de forma superfácil.

Cambiar tu forma de comer es fácil

Vamos, que yo no sé a qué estáis esperando para probar una de estas ollas de cocción lenta y uniros al movimiento de la Crock Pot. Porque encima son muy asequibles, el modelo básico que es el que utilizo yo cuesta 41€. Aquí lo tenéis por si os interesa:

Crock-Pot SCCPQK5025B-050 - Olla de cocción lenta eléctrica (2,4 l, 2 niveles de potencia) width=
Crock-Pot SCCPQK5025B-050 - Olla de cocción lenta eléctrica (2,4 l, 2 niveles de potencia)
32.37 €
Antes: 41 €
Encuéntralo en Amazon.es

O estos otros por si sois varios en casa:

Crock-Pot SCV400RD - Olla de cocción lenta de 3,5 L, color rojo width=
Crock-Pot SCV400RD - Olla de cocción lenta de 3,5 L, color rojo
Crock-Pot CSC025X - Olla de cocción lenta de 3,5 l, color plateado width=
Crock-Pot CSC025X - Olla de cocción lenta de 3,5 l, color plateado
Crock-Pot - Olla eléctrica de cocción lenta, capacidad de 4,7 l, color negro y plata
Crock-Pot - Olla eléctrica de cocción lenta, capacidad de 4,7 l, color negro y plata

Ahorra: 17.31 €

¿Ya conocías la Crock Pot? ¿Estás tan enganchado como yo?

5 de 5