Cocinillas, la gastronomía de El Español

Preparación: 5 min  Cocción: 30 min  Dificultad: muy fácil  Raciones: 6-8   Coste: barato


No hay cosa que siente mejor en invierno que un rico puré o crema de calabaza. Y si es una receta de crema de calabaza fácil y rápida mucho mejor. Esto es justo lo que conseguimos con esta receta, hacer un puré de calabaza de la manera más sencilla y que quede riquísimo.

Ingredientes (6-8 raciones)


  • Calabaza, 1
  • Patata, 1
  • Zanahoria, 1
  • Cebolla, 1/2
  • Sal
  • Pimienta
  • Nuez moscada
  • Aceite de oliva virgen extra

Receta de crema de calabaza fácil


1: Preparamos las verduras

puré calabaza fácil

Lo primero será pelar la calabaza, patata y cebolla. Por vagueza tendemos a comprar la calabaza pelada y cortada ya en trozos, pero pelar una calabaza es mucho más fácil de lo que parece. Lo mejor es cortarla en rodajas de unos 3-4 centímetros y con un cuchillo pelar por fuera y por dentro para sacar las pepitas. Lleva algo más de trabajo pero es más barato que comprar la calabaza preparada. Además conserva mejor el sabor y las propiedades nutricionales porque evitamos la oxidación.


2: Sofreímos las verduras

puré calabaza fácil

Una vez peladas las verduras tenemos que cortarlas todas más o menos en cortes de 2 x 2 centímetros. No hace falta exactitud quirúrgica, pero que quede lo más regular posible sin tirarnos 3 horas midiendo con láser el tamaño del corte.

Calentamos un buen chorro de aceite de oliva virgen extra y a fuego medio-alto sofreímos las verduras con una pizca de sal, pimienta y nuez moscada durante unos 10 minutos. ¿Cómo sabemos que ya están? Cuando tengan una pinta como las de la foto anterior.


3: Cocemos las verduras

puré calabaza fácil

Una vez sofreídas las verduras añadimos agua para tapar completamente, que nos sobren 3-5 centímetros. Sin miedo, todo el líquido que sobre luego será un estupendo caldo de verduras. Estarán unos 20 minutos cociendo. Posiblemente con 15 ya esté listo, así que puedes ir echando un ojo y si al pinchar con un tenedor están blandas podemos quitarlas ya del fuego.


4: Batimos las verduras

Colamos el líquido sobrante y lo reservamos para el puré y para caldo de verduras. Añadimos 1 vaso de caldo a las verduras y batimos. Si es demasiado espeso tenemos que ir añadiendo más caldo hasta obtener la textura que más nos guste. Es importante empezar poco a poco porque si te pasas y queda muy líquido no hay vuelta atrás.

El líquido que sobra es un riquísimo caldo de verduras, aprovéchalo y úsalo para otras recetas. Lo más fácil es cocer unos fideos en él, sale una sopa riquísima, pero si te animas puedes probar a hacer nuestra auténtica receta de ramen japonés sustituyendo el caldo de pollo por este de verduras. El resultado es buenísimo, algo más dulce, pero sale muy rico.


Puré de calabaza rico, fácil y sano

puré calabaza fácil, crema de calabaza fácil

Ahora que es temporada y hay calabaza por todas partes tenemos que aprovechar y hacer este riquísimo puré de calabaza. Además ya habéis visto lo fácil que es de hacer. Además es un plato muy sano que gustará a todos los de la casa. Si acostumbras desde pequeños a tus hijos a esta delicia van a pedirte por favor el puré.

3 de 5