Cocinillas, la gastronomía de El Español

Las personas no necesitan la misma energía o el mismo tipo de nutrientes por la mañana que por la noche. Mientras que los primeros momentos del día nuestro cuerpo solicita alimentos que aporten fuerza y energía, por la noche es mejor tener en cuenta aquellos productos que nos harán tener una buena digestión y nos permitirán dormir a gusto. Saber qué desayunar o qué cenar para seguir una dieta completa y saludable es fundamental.

Por ello, es muy importante que conozcamos cuáles son los alimentos a los que podremos sacarles más partido según el momento día. Qué productos nos aportarán energía por la mañana, sin ser demasiado grasos, y cuáles nos beneficiarán por la noche, permitiendo el descanso y la digestión.

¿Conoces los alimentos más adecuados para cada momento del día? Con esta información conseguiremos aprovechar las mejores propiedades de cada producto y elegiremos qué desayunar y qué cenar en función de ello.

Qué desayunar: alimentos para tomar por la mañana

que desayunar, Avena

El comienzo del día es el momento más importante de las personas, ya que lo que consumamos al despertar determinará la energía de la que dispongamos durante el resto de la jornada. Si disponemos de la energía adecuada, tendremos la suficiente fuerza como para concentrarnos en la escuela, la universidad o el trabajo. En caso contrario, nos sentiremos débiles y nos costará más llevar a cabo nuestras obligaciones.

Además, si no saciamos nuestra hambre y necesidades en el desayuno, será más probable que sintamos ganas de comer a media mañana y caigamos en la tentación de tomar alimentos entre comidas poco saludables. Así que no, saltarse el desayuno no es una buena idea.

El consejo para saber qué desayunar para hacer una comida saludable y completa, muy propia de la dieta mediterránea, es huir de las opciones más industriales. Debemos centrarnos en los vegetales, los lácteos menos grasos y los cereales.

Cereales

Son más beneficiosos los cereales integrales, que podemos encontrar en los copos de avena o el pan de centeno. ¿Qué desayunar entonces? Unas tostadas de pan integral con un poco de aceite de oliva, o unos copos de avena son perfectos para comenzar el día.

Vegetales

La fruta o el zumo y jugo de frutas de temporada son la bebida óptima para no saturar al cuerpo de azúcares e hidratar al organismo al mismo tiempo. El plátano, la manzana o la sandía son estupendas frutas para comenzar el día.

Lácteos

que desayunar, tipos de quesos

Aunque la leche de vaca contiene muchas proteínas, estas son de grasa animal. Por ello, se recomiendan las leches desnatadas o de soja. O mejor aún, otros lácteos de mejor digestión como el queso fresco o el yogur.

Proteínas

Podemos sustituir el exceso de azúcares que encontramos en bollería industrial por las proteínas. La leche, como hemos comentado, contiene proteínas, pero al ser de grasa animal, no conviene excederse. Podemos encontrar proteínas en huevos (con moderación) y en carnes poco calóricas, como el pollo o el jamón cocido.

De esta forma, un desayuno completo y equilibrado lo conforma, por ejemplo, un zumo o jugo de fruta natural, unas tostadas de pan de centeno con jamón cocido y aceite de oliva y unos copos de avena con leche de soja o desnatada.

que desayunar, Datos curiosos sobre la cafeína

¿Y qué pasa con el café? Es cierto que el café nos despeja y nos porta energía, por lo que desayunar esta bebida puede tener sus ventajas. Pero hay que tener cuidado con el número de veces que se consume al día y con tomarlo en ayunas. El café es un producto que puede irritar la mucosa del estómago, por lo que de consumirlo, ha de hacerse con algo sólido al mismo tiempo.

Qué cenar: alimentos para consumir por la noche

La noche es un momento del día en el que nuestro organismo no va a hacer ejercicio ni necesita activarse, sino todo lo contrario.

Por ello, necesitamos que los alimentos que tomemos para cenar favorezcan el descanso, no sean muy copiosos ni tampoco muy grasos, ya que esas grasas no la vamos a eliminar tras ingerirlas.

Triptófano

Los alimentos ricos en triptófano serán los que ayuden a generar melatonina, la hormona que promueve el descanso y la conciliación del sueño. Podemos encontrar en multitud de productos, por ejemplo en el triptófano en el atún, el yogur, las almendras o los plátanos.

Pescado y carne blanca

Cómo asar pescado en una barbacoa

Las proteínas que nos aportan el pescado azul o blanco o la carne blanca (pollo y pavo) son muy positivas para la hora de la cena. Eso sí, siempre y cuando estén cocinados de la manera más saludable posible: al vapor o a la plancha. Además, los huevos también nos ayudarán a disponer de las proteínas necesarias.

Verduras y frutas

Las verduras son perfectas para la cena, ya que son ligeras y no aportan demasiadas grasas ni calorías. Sin embargo, la lechuga no se recomienda durante este momento del día, ya que puede resultar indigesta, Por ello, las ensaladas mejor sin este producto, si son para cenar.

Además, las verduras con un índice de fibra demasiado alto, suele provocar una digestión poco fluida, por lo que deben evitarse por la noche, aunque se trate de alimentos muy saludables.

Frutos secos

Cómo tostar almendras en el microondas

Los frutos secos también son una buena opción para tomar durante la cena. Sin embargo, en poca cantidad. Unos 30 gramos es suficiente si no queremos excedernos en número de calorías. Algunos de los frutos secos, como las almendras, son buenos para conciliar el sueño por contener magnesio y triptófano.

En el siguiente artículo puedes encontrar los alimentos que debes consumir para combatir el insomnio.

De esta forma, vemos que ni durante la mañana ni durante la noche debemos abusar de dulces, comida rápida, comida muy picante o grasas animales. Sin embargo, no es que estos productos estén prohibidos, sino que no deben formar parte de nuestro menú diario.

Por otro lado, los hidratos procedentes de la pasta o el arroz, es mejor dejarlo para el mediodía. Así, al contener más calorías, tendremos al menos día para quemarlas. Por la noche aprovecharemos preferiblemente los hidratos procedentes de fuentes vegetales. Como podéis ver, saber qué desayunar y qué cenar es muy sencillo teniendo en cuenta la composición, propiedades, nutrientes y facilidad de digestión de cada alimento.

¿Qué os parecen estas recomendaciones? ¿Seguís este tipo de alimentación, teniendo en cuenta cada alimento según el momento del día?

Te puede interesar
3 de 3