Cocinillas, la gastronomía de El Español

Desde hace unos años la comida japonesa se ha vuelto más y más popular. Uno de los ingredientes más extraños y curiosos es el wasabi, supuestamente esa pasta de color verde que pica bastante  y que nos sirven siempre acompañando delicias como el sushi o el sashimi.

Pero ¿sabemos qué es el wasabi realmente?  El pegotito verde que nos ponen en los nigiris, ¿es de verdad wasabi? Los tubitos esos de la zona de productos internacionales del súper, ¿llevan dentro wasabi? El wasabi en polvo de las tiendas gourmet, como es más caro, sí que será wasabi, ¿verdad? Pues no, la respuesta a todas esas preguntas es que no. Y ahora la pregunta que nos tenemos que hacer es, ¿qué es lo que nos venden cuando creemos estar comprando wasabi? Sigue leyendo que te lo vamos a explicar

Qué es el wasabi

El wasabi es una raíz verde que crece únicamente en la isla de Sajalín, en Japón.  Esto ocurre porque las condiciones que necesita para crecer son verdaderamente complejas y difíciles de imitar. Esta raíz es de la familia del nabo, el rábano o la mostaza y su picor característico es lo que ha vuelto a medio mundo loco. Sin embargo, no es wasabi todo lo que reluce en nuestros platos.

wasabi de verdad

¿Qué es el wasabi falso?

Desgraciadamente, el wasabi que solemos tomar no viene de esta curiosa isla japonesa. De hecho, en España es prácticamente imposible comprar el verdadero wasabi. Entonces ¿qué es el wasabi que comemos? Lo que nosotros tomamos es un sucedáneo hecho  a base de rábano picante, colorante y una pizca del wasabi real.

Sin embargo el rábano picante también produce esa sensación de picor nasal que tanto nos gusta. Con él también podemos preparar no solo el acompañamiento para el sushi sino también acompañar ensaladas o incluso la carne o preparar mayonesa y salsas especiales.

Como dato, el tubo que tengo yo en la nevera, pone que tiene un 75% de rábano picante y un 3,5% de wasabi del de verdad.

¿Y por qué nos cuelan un wasabi falso?

Como decíamos, el wasabi real proviene de una raíz verde que crece en la isla de Sajalín en Japón. Esta raíz crece en el agua y no en la tierra como es habitual con las raíces. Además necesita que el agua esté fría y limpia y que sea abundante. Un río o un arroyo con no demasiada fuerza es lo que necesita el wasabi para crecer a su gusto. Estas complejas condiciones son las que explican su alto precio e inaccesibilidad incluso en su propio país de origen.

Si visitas Japón podrás encontrarlo en los restaurantes del lugar. Comprobarás (como ya hizo en su viaje uno de nuestros redactores) que el wasabi se sirve justo antes de ser consumido. Se utiliza un rayador especial tradicional japonés –oroshigane– para servir en el acto. Si no se hace así, pierde sus propiedades en muy poco tiempo.

Pero no dejes de tomar wasabi, aunque sea falso

Aún con todo lo que te hemos contado, el wasabi falso cumple bastante bien su función. Es mucho más económico y accesible. Lo podemos comprar en polvos para prepararlo nosotros mismos o en pasta para servir directamente. Si eres adicto al (falso) wasabi te morirás de ganas de probar el verdadero, por el cuál sentirás una atracción aún mayor. Pero para ello tendrás que visitar Japón y sus fantásticos restaurantes.

Si te ha gustado descubrir qué es el wasabi en realidad y eres un adicto a él, escríbenos un comentario con tu receta favorita. Y sigue leyendo Cocinillas para conocer las mejores cosas de la cocina japonesa.

2 de 4