Cocinillas, la gastronomía de El Español


Preparación: < 40 min  Dificultad: fácil  Raciones: 2  Coste: barato


Este risotto de boletus y butifarra está hecho con un poco de trampa para ahorrarnos bastante trabajo, pero está tan rico que hasta da un poco de pena decir que es falso.


Ingredientes


  • Aceite de oliva virgen extra Les Garrigues De Nuestra Tierra, 2 cdas
  • Mantequilla de Soria De Nuestra Tierra, 1 cda
  • Cebolla, 1 grande
  • Butifarra blanca De Nuestra Tierra, 250 g
  • Boletus en conserva Carrefour Selección, 300 g
  • Vino blanco Rueda Verdejo Camino de la Dehesa, 50 ml
  • Arroz BalillaxSollana De Nuestra Tierra, 1 vaso
  • Caldo casero de verduras, 2 ½ vasos
  • Queso Grana Padano Carrefour rallado, 30 g
  • Sal

risotto de boletus y butifarra


Preparación del falso risotto de boletus y butifarra


1: Preparar el sofrito

En una cazuela baja o en una sartén honda, ponemos a calentar el aceite y la mantequilla. Cuando estén calientes añadimos la cebolla bien picada y la sofreímos con una pizca de sal.

Cuando la cebolla esté tierna, añadimos la butifarra sin piel cortada en rodajas y los boletus cortados en trozos grandes. Sofreímos un par de minutos, lo justo para que se calienten.

Añadimos el vino blanco, subimos el fuego y esperamos un par de minutos a que se evapore el alcohol.

2: Cocinar el arroz

Cuando se haya evaporado el alcohol, añadimos el arroz, revolvemos un poco y lo dejamos que se rehogue durante un par de minutos.

Añadimos el caldo de verduras caliente, bajamos el fuego al mínimo y cocinamos durante 18 minutos.

3: El toque final

Pasados los 18 minutos, cuando el arroz esté casi en su punto, añadimos el queso rallado y mezclamos con suavidad. Servimos inmediatamente.


Resultado


Como veis hemos hecho un poco de trampa, porque no hemos ido añadiendo el caldo poco a poco ni hemos estado removiendo el arroz constantemente, pero le hemos dado un ligero toque de mantequilla al sofrito y le hemos dado un toque final de queso para que nos quede un arroz meloso, pero con una cocción perfecta. Como podéis apreciar en las fotos y en el vídeo, los granos de arroz están tiernos y melosos, pero no tenemos un arroz pastoso ni pasado de punto, algo que siempre debemos evitar.

Es una receta perfecta para cocinarla en otoño, utilizando setas frescas, pero no tenemos que renunciar a ella el resto del año, pues también queda rica si se utilizan setas deshidratadas o en conserva que le dan un toque único a esta receta que es todo un recorrido por el Mediterráneo.

1 de 3