Cocinillas, la gastronomía de El Español


Preparación: < 5 min  Dificultad: muy fácil  Cantidad: 1 bote  Coste: barato


La salsa Hoisin es una de las más típicas de la cocina china, algo así como la salsa barbacoa asiática. Se usa en cantidad de asados de carne, como el famoso pato laqueado. También se usa como condimento de los rellenos de los famosos baos.


Ingredientes


  • Ajo, 1 diente
  • Salsa de soja, 6 cucharadas
  • Mantequilla de cacahuete, 3 cucharadas
  • Azúcar moreno o miel, 1  ½ cucharada
  • Vinagre de arroz, 3 cucharadas
  • Aceite de sésamo, 3 cucharadas
  • Salsa Perrins, 1 cucharadita
  • Miso, 1 cucharadita (opcional)
  • Pimienta, 1/8 cucharadita

Preparación  de la salsa Hoisin


1: Mezclar los ingredientes

salsa Hoisin

Es lo único que tenemos que hacer, mezclar todos los ingredientes bien con una batidora de mano, o con un procesador de alimentos hasta conseguir una textura homogénea algo más densa que la de la salsa barbacoa.


Notas


Aunque hoy en día en grandes ciudades con supermercados asiáticos bien surtidos o, simplemente por internet, es fácil hacerse con algún envase de esta salsa tan típica de la gastronomía china, no está  de más el poder improvisar una versión casera para cuando se nos antoje utilizarla en algún plato, como unas costillas barbacoa estilo oriental.

Lo más curioso de esta salsa es, quizá, su nombre, pues aunque Hoisin significa literalmente marisco, la salsa ni lleva marisco ni tiene sabor y olor a marisco. Sea como fuere, es una salsa de sabor muy potente que se usa como base para elaborar otros platos.

Aunque por internet circulan varias formas de prepararla en casa, la que os propongo es de las más sencillas, pues no necesita cocción ya que gracias a la mantequilla de cacahuete la salsa espesa en frío. Otras versiones se espesan con maizena o incluso con mantequilla derretida en caliente, pero tienen el inconveniente de que al guardarse se solidifican por lo que no son más difíciles de manejar.

2 de 3