Cocinillas, la gastronomía de El Español

Preparación: 45 min  Dificultad: fácil  Raciones: 4  Coste: barato


Estos repápalos o albóndigas de pan eran un clásico en mi casa siempre que sobraba una buena cantidad de pan del día anterior, receta humilde donde las haya y que no puede estar más deliciosa. Por eso, cuando nos propusieron participar en el libro Blogging and Cooking, que os recuerdo que aún estáis a tiempo de comprar, tuve claro que esta iba a ser nuestra receta.

Ingredientes


Para los repápalos o albóndigas de pan:

  • 200 g de pan del día anterior
  • 6 huevos medianos
  • 1 diente de ajo prensado
  • ¼ de manojo de perejil fresco bien picado
  • Pan rallado
  • Aceite para freír
  • Sal

Para la salsa:

  • 2 puerros o 1 cebolla grande
  • 3 cucharadas del aceite de freír los repápalos
  • 2 dientes de ajo prensados
  • ¼ manojo de perejil picado
  • 50 ml de vino blanco
  • 1 vaso de caldo de verduras, pollo o pescado
  • Sal
  • 6 hebras de azafrán (opcional)

Preparación de los repápalos o albóndigas de pan


1: Preparar la masa

Picamos muy finamente el pan del día anterior y lo mezclamos con los huevos batidos con una pizca de sal, el ajo y el perejil picado. Dejamos reposar una media hora para que el pan se ablande y absorba el huevo.

Pasado ese tiempo, añadimos una o dos cucharadas de pan rallado –o un poco más- hasta conseguir una masa de consistencia similar a la masa de las albóndigas tradicionales con la que podamos dar forma a nuestros repápalos.

2: Freír los repápalos

Cogemos porciones de la masa y damos forma a los repápalos.

Los freímos en abundante aceite hasta que estén dorados y los reservamos.

3: Preparar la salsa

Para preparar la salsa ponemos en una cacerola 3 cucharadas del aceite de freír y pochamos el puerro o la cebolla picados muy finos con los dientes de ajo y el perejil.

Añadimos el azafrán y el vino blanco, subimos el fuego para que se evapore el alcohol, añadimos después el caldo y los repápalos que teníamos reservados y dejamos cocinar a fuego lento durante unos 15 minutos para que nuestras albóndigas de pan absorban bien los sabores de la salsa.

Resultado


No os lo váis a creer, pero alguna vez que he preparado estos repápalos o albóndigas de pan, en comidas con invitados que no conocían la receta me han llegado a preguntar si las albóndigas eran de pollo y no veáis las caras de asombro después de confesar que no llevan chicha.

2 de 2