Cocinillas, la gastronomía de El Español

¿Es realmente el desayuno la comida más importante del día o es simplemente una comida opcional? Porque durante generaciones hemos oído que un buen desayuno es fundamental para llevar una dieta saludable ya que ayuda a poner en marcha el metabolismo, mejora el rendimiento tanto académico como laboral e incluso ayuda a perder peso.

Casi todos hemos escuchado alguna vez ese dicho de “Desayuna como un rey, come como un príncipe y cena como un mendigo” haciendo referencia a que nuestro cuerpo necesita un gran aporte energético a primera hora de la mañana para hacer frente a la actividad diaria.

¿Es cierto que el desayuno es la comida más importante del día?

Pues aunque nos lo hayan grabado a fuego durante años, las investigaciones más recientes sugieren que esto puede no ser del todo cierto, no en el sentido de que desayunar sea malo, pero sí en el de que no tiene tanta importancia como la que se le ha dado durante años.

Desayuno y pérdida de peso

El saber popular nos dice que saltarse el desayuno hace que tengamos más hambre durante el resto del día y que, debido a esto, en el resto de comidas se coman raciones más grandes y se elijan alimentos menos saludables. Por eso es importante tomar un desayuno que sirva de transición entre el ayuno durante el sueño y las comidas del resto del día.

Hay un estudio que apoya esta teoría, pero curiosamente dicho estudio fue financiado por Kellogg, la famosa marca de cereales para el desayuno.

Pero hay estudios que dicen lo contrario, como este en el que investigadores de la Universidad de Cornell ponen de manifiesto que las personas que se saltaron el desayuno realmente habían comido menos al final del día, o el llevado a cabo en la Universidad de Alabama, en el que no se encontraron diferencias en la pérdida de peso de los sujetos del estudio que desayunaban y los que no. Tras 16 semanas de observación no hubo diferencias observables, por lo que ni desayunar adelgaza ni no hacerlo engorda. Tal como explicaba en investigador principal al New York Times, el desayuno puede ser simplemente otra comida.

comida más importante

Desayuno y metabolismo

Según un estudio realizado en la Universidad de Bath con 33 sujetos arrojó como resultado que las tasas metabólicas en reposo, los niveles de colesterol y los perfiles de azúcar de sangre en ambos grupos eran similares independientemente de si desayunaban o no, aunque se observó una diferencia, los que desayunaban se mostraban más activos físicamente y quemaban 500 calorías más que los que no desayunaban, pero al desayunar también ingerían 500 calorías extra, por lo que al final, el balance era similar en ambos casos, ya que durante el resto del día la ingesta de calorías era similar en ambos grupos.

Desayuno y rendimiento intelectual

En cuando a la idea de que el desayuno aumenta la capacidad intelectual hay que tener en cuenta que la mayoría de los estudios se centran en el rendimiento académico de niños y adolescentes y, en este caso, es cierto que los pequeños que desayunan rinden más en la escuela.

Pero como matiza Aaron E. Carroll, profesor de Pediatría en la Escuela de Medicina de la Universidad de Indiana, esto no puede extrapolarse a los adultos, ya que muchos de los estudios realizados con niños se centran en el impacto del desayuno en los comedores escolares y no tienen en cuenta la dieta de los niños fuera de la escuela o lo que es lo mismo, pasan por alto que muchos niños no tienen suficiente para comer en casa, por lo que es lógico que un buen desayuno les haga mejorar su rendimiento. Por lo que no se puede asegurar que un adulto bien alimentado vaya a rendir más por el hecho de comer nada más levantarse.

Desayunos para enamorar

¿Son realmente fiables los estudios?

Pues sobre eso hay cierto escepticismo, ya que tanto los estudios pro-desayuno como los anti-desayuno tienen problemas metodológicos y, en el caso de estos últimos, suelen ser estudios a corto plazo y no todos tienen en cuenta qué es lo que desayunan los sujetos que sí lo hacen, pues en teoría no debería ser lo mismo desayunar un trozo de pizza fría que una taza de avena integral. Aunque igual esta falta de rigurosidad a algunos les sirva para confirmar esa teoría de que lo que comas en el desayuno se quema durante el día, por lo que si quieres darte un capricho es el mejor momento del día para hacerlo.

Desayuno y diabetes tipo-2

Según un estudio publicado en 2013, las mujeres que se saltan el desayuno tienen un 20% más de probabilidades de sufrir diabetes tipo-2 que las que desayunan. Pero como en la mayoría de estudios, estos datos se han obtenido por simple observación y sin tener en cuenta otros factores, por lo que también pueden no ser demasiado exactos.

Desayuno y alimentación saludable

Lo bueno del desayuno es que es una comida fácil de preparar, aunque si optamos por realizarla, es importante hacer una elección saludable, evitando alimentos como cereales azucarados o bollerías industriales y eligiendo cereales integrales, frutas frescas, huevos, avena.

Conclusión

La ciencia parece no haber sido capaz de demostrar que el desayuno es realmente la comida más importante del día, por lo que lo mejor podría ser hacer lo que realmente te pide el cuerpo y si te hace feliz desayunar por la mañana, adelante. Pero si eres de los que, como yo, que lo único que eres capaz de tomarte es un café solo cuando llevas al menos dos horas en pie, tampoco te sientas culpable.

Fuente | The Kitchn

7 de 7