Cocinillas, la gastronomía de El Español

Preparación: 20 min    Dificultad: muy fácil   Raciones: 2   Coste: barato


En los restaurantes chinos se sirven muchos platos que poco tienen que ver con la comida que los chinos comen en China, que es mucha, muy variada. Alguna que incluso no sería socialmente aceptada por los paladares europeos, pero otra tan sencilla y que nos podría resultar tan familiar que hasta sorprende que eso sea un plato popular en China.

Eso me pasó a mí cuando hace ya algunos años, un compañero de trabajo chino nos invitó a comer a su casa y nos preparó esta receta de Xihongshi chao jidan tomato and egg stir fry, en la literatura anglosajona-, que no son más que unos huevos revueltos con tomate igualitos que el revoltillo  que hacía mi madre y que resulta que en China son un plato muy popular. Y yo, que en aquellos tiempos era joven y mi experiencia en gastronomía china se reducía a unas cuantas visitas al chino del barrio en el que jamás de los jamases había visto yo algo parecido a un tomate, me quedé sorprendida y encantada a la vez.

Ingredientes


  • Huevos, 4
  • Tomates pelados sin semillas, 400 g
  • Aceite de oliva, 2 cucharadas
  • Ajo, 1 diente
  • Jengibre rallado, ½ cucharadita
  • Azúcar, 1 cucharada
  • Sal
  • Hierbas aromáticas (cebollino, cilantro,…) para decorar

Preparación de los Xihongshi chao jidan o huevos revueltos con tomate


1: Sofreír el tomate

Xihongshi chao jidan

Cortamos el tomate en dados o lo rallamos groseramente con un rallador grueso -dependiendo de si queremos que nos quede con tropezones más o menos grandes- y lo sofreímos en el aceite de oliva con el ajo machacado, el jengibre, sal al gusto y el azúcar hasta que se evapore el agua.


2: Batir los huevos

huevos revueltos con tomate

Batimos los huevos con una pizca de sal.


3: Cuajar los huevos revueltos

Xihongshi chao jidan

Podemos hacerlo de dos maneras, podemos hacer los huevos revueltos en una sartén aparte y cuando casi estén listos incorporarlos la salsa de tomate y así nos quedarán tropezones de huevo más grandes, o podemos hacerlo por la vía rápida y ensuciando menos si añadimos los huevos batidos al tomate ya sofrito y vamos mezclando con suavidad a fuego medio bajo hasta que el huevo esté cuajado.


4: Servir los huevos revueltos con tomate

Xihongshi chao jidan, huevos revueltos con tomate

Servimos inmediatamente y espolvoreando con alguna hierba aromática fresca. Lo habitual es cebollino picado, pero le queda bien el cilantro, el tomillo o incluso el orégano si queréis darle un toque más mediterráneo y acompañado de un bol de arroz blanco, con lo que ya tendremos un menú completo.

Resultado


Estoy segura de que muchos de vosotros no os hubiérais imaginado que estos huevos revueltos con tomate o Xihongshi chao jidan, que seguramente has visto preparar alguna vez en tu casa son también un plato más chino que el arroz tres delicias o el cerdo agridulce.

4 de 8