Cocinillas, la gastronomía de El Español

Sucede que cuando uno se compra un electrodoméstico tan “para cocinar” como puede ser la Crock-Pot uno se echa un tiempo pensando en cuál será la receta elegida para el estreno.

El caso de la olla de cocción lenta no es una excepción, todo lo contrario, hoy en día con lo acostumbrados que estamos a las cosas rápidas, la olla lenta o slow cooker nos va a hacer pensar en alguna comida que no preparamos habitualmente y con la que querríamos darnos un festín. Y es que hay tantas posibilidades….

Por eso os hemos recopilado lo que para nosotros es el Top 5 de recetas para empezar con la Crock-Pot, por varias razones como son la facilidad de elaboración del plato, el resultado increíblemente fabuloso y el coste tan económico de sus ingredientes.

Crock-Pot SCCPRC507B-050 - Olla de cocción lenta digital de 4,7 l width=
Crock-Pot SCCPRC507B-050 - Olla de cocción lenta digital de 4,7 l
66.84 €
Antes: 94.9 €
Encuéntralo en Amazon.es

Las 5 mejores recetas para empezar con la Crock-Pot

Fabada

fabada en olla de cocción lenta

Pues sí, si te gusta la fabada y nunca la haces en casa porque no tienes tiempo o no consigues que te quede muy allá, esta será tu solución. Tanto las legumbres como las carnes quedarán con una textura que resulta muy difícil de conseguir usando otros métodos de cocción.

Guiso de ternera

Guiso de ternera en olla de cocción lenta

Los cortes de carne considerados de segunda y, por tanto, más económicos se convierten en bocados lujuriosos que se deshacen en la boca como si fueran mantequilla después de la sesión correspondiente en la Crock-Pot, y este sencillísimo guiso de ternera es una buena prueba de ello.

Albóndigas en Crock-Pot

albondigas crock pot, albóndigas en olla de cocción lenta

¿Sabes que para hacer albóndigas en la Crock-Pot no tienes que freírlas antes? Así ahorras trabajo, ensucias menos la cocina que siempre que hay que freír algo ya se sabe y consigues que sean algo más sanas. Y del resultado, ¿qué os voy a contar? Que nunca habéis probado unas albóndigas tan tiernas y jugosas con tan poco trabajo. Sin duda se merecen un puesto en este Top 5 de recetas para empezar con la Crock-Pot.

Patatas con costillas

costillas crock pot

Otra de las cosas que nos flipan de la Crock-Pot es que no hay que estar pendientes de ahora pongo la carne, espero, luego pongo las verduras, espero para echar las patatas… No, con la Crock-Pot basta con pasar primero algunos ingredientes por la sartén si queremos que tomen color, echarlo todo a la vez dentro de la olla y a vivir la vida mientras la Crock-Pot se encarga ella solita de que todo esté en su punto a la hora de comer. La carne como mantequilla y las patatas y zanahorias en su punto. Insuperable.

Carrilleras de cerdo en salsa

carrilleras crock pot

¡Ay, madre! Las carrilleras de cerdo, si los cortes de segunda de ternera son amor después de pasar por la Crock-Pot, con los de cerdo a uno le entran ganas de ponerles un piso, como a estas carrilleras en salsa. Una pieza que hasta hace nada era considerada casquería, pero que ahora por fin empieza a ocupar el lugar que se merece en la mesa. Con esta receta quedan suaves y melosas, hasta el punto que hasta los más peques de la casa, siempre reacios a masticar la carne, querrán devorarla.

No tienes que seguir necesariamente este orden, pero lo que sí puedes hacer es empezar ya, porque créenos, la Crock-Pot es un nuevo mundo, sobre todo para los Cocinillas más novatos.

4 de 6