Cocinillas, la gastronomía de El Español

Las grandes cadenas de comida rápida nos tienen acostumbrados a lanzar cosas muy locas como la pizza de KitKat o la hamburguesa de Nutella, pero esta vez no se trata de eso. En esta ocasión, el invento con el que nos sorprende McDonald’s no es obra de un chef con un día inspirado, sino de un equipo de ingenieros aeroespaciales y expertos en robótica que han diseñado unas pajitas de refresco especiales como parte de la campaña de lanzamiento de los nuevos batidos de la marca, los Chocolate Shamrock Shake.

batidos shamrock

Qué tienen de especial las nuevas pajitas de refresco

Pues que han sido especialmente diseñadas para que el cliente disfrute al máximo del batido de menta y chocolate que consta de dos capas, la inferior es el batido de chocolate tradicional de McDonald’s y la superior es el batido de menta que han lanzado otros años de manera estacional para celebrar San Patricio.

Y son precisamente esas dos capas las que han hecho necesario el diseñar una nueva pajita, pues para disfrutar del batido con el modelo tradicional, tendríamos que esperar a que el batido se atemperase un poco para poder mezclar los sabores o, de lo contrario, al introducir la pajita y sorber solo nos estaría llegando a la boca uno de los sabores.

pajitas de refresco

STRAW, la pajita entre las pajitas de refresco

STRAW no solo significa pajita en inglés, sino que también son las siglas de “Suction Tube for Reverse Axial Withdrawal” (Tubo de succión para retirada axial inversa), que resuelve el problema de tener que esperar para poder mezclar el batido gracias a su diseño en forma de J y a diversos orificios, esta pajita permite sorber simultáneamente desde las dos capas, de manera que la deliciosa mezcla llegará a nuestros labios sin esfuerzo.

Según McDonald’s para su diseño ha sido necesario realizar en el ordenador complejas simulaciones de dinámica de fluidos con el fin de asegurarse de que la pajita funciona igual de bien desde el primer sorbo hasta el último.

El resultado final, es obra del trabajo conjunto de las compañías NK Labs y Jace Design (conocidas por participar en el proyecto ARA de Google y en otros proyectos para la NASA y DARPA) y, según palabras de Seth Newburg, ingeniero jefe de NK Labs, lo que en principio parecía que iba a tener una solución sencilla resultó ser un pequeño reto ingenieril. Para los más curiosos, os dejo un vídeo en el que explican con un poco más de detalle el proceso de creación.

Está previsto que la pajita esté en los restaurantes americanos el martes de la semana que viene, aunque como se trata de una campaña de marketing es muy posible que, tal como han apuntado en algunos comentarios nada más salir la noticia en los medios estadounidenses, solo salgan al mercado un número limitado de unidades.

Te puede interesar
5 de 5