Cocinillas, la gastronomía de El Español

A estas alturas creo que todos tenemos muy claro que es lo que hay que comer (y que no) para llevar una dieta sana y equilibrada. Aunque no siempre es fácil llevar toda la teoría a la práctica. A los niños no les suele hacer mucha gracia las verduras y es difícil que los mayores nos resignemos a la ese jardín sin flores que es la comida al vapor. Sin embargo, lo sano no tiene que estar reñido con lo sabroso y para muestra estas 13 recetas con verdura que te van a encantar incluso si no te gusta lo verde.

1. Sopa de miso y tofu

sopa de miso y tofu

Una sopa calentita que se prepara en apenas 25 minutos con la que combatir el frío del invierno. Pese a llevar berenjena, zanahoria, puerro, apio y nabo su sabor no tiene nada que ver con otros platos. Por algo miso se traduce literalmente como “fuente de sabor”.

2. Canelones fríos de hummus y tomate

Canelones fríos de hummus y tomate

Perfectos para picotear o como entrante, estos canelones son una buena forma de presentar las verduras de una forma más atractiva. Por no hablar de que la mezcla de humus con tomate es una combinación ganadora.

3. Montaditos de tofu y verduras

Montaditos de tofu y verduras

Una de las recetas con verdura más fáciles y rápidas de preparar (menos de 10 minutos). Perfecto para acercar verduras como las espinacas a todos los paladares. Un claro ejemplo de que lo sano no siempre está reñido con lo sabroso.

4. Crema de verduras con jamón y parmesano

Crema de verduras con jamón

La col, los puerros, el brócoli y las zanahorias no han estado nunca tan sabrosos como en esta crema de verduras. No te quedes con el color verde, es un primer plato de lo más sabroso gracias al toque que le da el jamón y el queso parmesano.

5. Pastel de atún y verduras, nuestra receta con verdura favorita

Pastel de atún y verduras , videorecetas fáciles
Con más de 4,5 millones de reproducciones en Facebook, el pastel de calabacín y atún es una de las recetas con verdura más populares de Cocinillas. Se prepara en apenas 5 minutos y el resultado es para chuparse los dedos. ¿Acaso te van a echar atrás los calabacines?

6. Hojaldre de verduras y queso

Hojaldre de verduras y queso

Con un poco de hojaldre y algo de maña puede preparar este delicioso plato en el que las verduras se funden con el queso para crear una fiesta de sabores. Además, es una de las pocas recetas con verdura que se puede comer tanto caliente como fría.

7. Croquetas de acelgas

Croquetas de acelgas

Lo sé. No hay nada como las croquetas de tu madre/abuela. Pero estas croquetas de acelgas tampoco creas que se quedan muy atrás. Un aperitivo vegano y sin lactosa con el que empezar a perder el miedo a lo verde.

8. Caponata de berenjenas sicilianas

Caponata de berenjenas siciliana

No todos los platos italianos tienen que llevar pasta y esta caponata es un buen ejemplo de ello. Típica del sur de Italia, la mezcla de berenjenas, pimientos, cebolla, tomate, alcaparras y aceitunas hace que tenga un contraste de texturas de lo más interesante.

9. Salteado de brócoli y champiñones

Salteado de brócoli y champiñones

El brócoli, uno de los mayores enemigos de los niños. Pero hazme caso, no lo juzgues hasta que no lo hayas probado salteado con champiñones y tomate triturado. Una guarnición perfecta para cualquier carne a la plancha.

10. Hamburguesa vegana de bulgur y espinacas

Hamburguesa vegana de bulgur

No soy fan de llamar hamburguesa a algo que no lleva carne, pero en este caso voy a hacer una excepción. Hecha con bulgur cocido y espinacas esta “hamburguesa” es la forma perfecta de comer verduras sin darte cuenta.

11. Chips de vegetales con sabor a cebolla y crema agria

Chips de vegetales

Estas chips son un ejemplo más de lo versátiles que resultan las verduras. Se preparan en pocos minutos y son perfectas para picotear mientras ves Chefs Table o te tomas unas cervezas con tus amigos.

12. Batido verde de espinacas

Batido verde de espinacas, batido saludable perfecto

Un batido sano y con pocas calorías que aporta todo tipo de vitaminas y minerales. Lleno de fibra es un aperitivo perfecto para matar el hambre a media mañana o desconectar después del trabajo.

13. Mini quiches de calabacín y pimientos

Mini quiches de calabacín

La última de las recetas con verdura que os recomendamos son estas mini quiches. Se preparan en apenas 10 minutos con la ayuda del microondas y son perfectos para los días en los que no tienes muchas ganas de cocinar y tienes ganas de algo ligero. Incluso los puedes meter en un tupper y llevártelos para comer fuera de casa.

4 de 4