Cocinillas, la gastronomía de El Español

Preparación: 30 min  Dificultad: muy fácil Raciones: 2 – 3  Coste: barato


Esta tortilla guisada es típica de León y es una de esas recetas que en su momento surgieron como recetas de aprovechamiento pero que son tan deliciosas que, a día de hoy, se prepara el plato original -en este caso la tortilla de patata- a propósito con antelación para poder preparar esta receta.

Y sí, ya sé lo que me vais a decir, que la tortilla de patata está tan rica que no sobra nunca, pero es que cuando os animéis a preparar esta receta, os veo haciendo las tortillas a pares, una para comer en el momento y la otra para poder preparar esta tortilla guisada uno o dos días después. En cualquier caso, si pasáis por León, no podéis dejar de acercaros a Valdevimbre, un pueblo a unos 30 km de la capital, famoso por las cuevas en las que se ubican bodegas y restaurantes en los que esta tortilla guisada es uno de los platos estrella.

Ingredientes


  • Aceite de oliva virgen extra, 2 o 3 cucharadas
  • Ajo, 1 diente
  • Cebolla, 1/2 grande o 1 pequeña
  • Pimiento rojo, verde, amarillo o mezcla, 1 (*)
  • Sal, 1 pizca
  • Chorizo picante de León, 80 g
  • Salsa de tomate, 2 cucharadas
  • Harina de trigo, 1 cucharada
  • Pimentón, 1 cucharada (**)
  • Caldo de pollo o de verduras, 300 ml
  • 3 o 4 trozos de tortilla fría

(*) Si mezclamos pimiento de varios colores, hay que calcular que en total sea más o menos un pimiento.

(**) Puede ser dulce, picante o mezcla, aunque el chorizo ya va a dar un toque picante, así que según los gustos de los comensales.

Cómo hacer tortilla guisada con chorizo de León


1: Preparar el sofrito

sofrito para tortilla guisada

En una sartén ponemos a calentar el aceite, sofreímos ligeramente el ajo hasta que empiece a desprender su aroma, añadimos la cebolla y el pimiento, sazonamos ligeramente y rehogamos durante unos minutos hasta que la cebolla esté transparente.


2: Preparar la salsa

salsa para tortilla guisada

Añadimos el chorizo cortado en rodajas, echamos la harina y el pimentón, damos unas vueltas y añadimos el caldo, mezclamos todo bien, y dejamos cocinar a fuego lento durante 10 minutos hasta que empiece a espesar.


3: Añadir la tortilla

tortilla guisada leonesa

Cuando la salsa empiece a espesar, añadimos la tortilla fría de uno o dos días, tapamos la sartén, dejamos a fuego lento 5 minutos, le damos la vuelta a los trozos, tapamos de nuevo y dejamos 5 minutos por el otro lado.


4: Servir

tortilla guisada

Servimos inmediatamente, acompañando cada trozo de tortilla con una buena ración de salsa. La cantidad de pan la dejo a vuestra elección, porque os aseguro que dan ganas de rebañar el plato hasta dejarlo brillante.


Recomendaciones

Si es mucha la tortilla de patata que ha sobrado y, una vez guisada no te la vas a comer en el momento, es mejor que eches en la salsa solo la cantidad que vayas a comer y guardar la salsa que te sobre para guisar el resto de la tortilla y así comerla recién hecha.

También os recuerdo que tenemos otra receta que nos encanta para aprovechar la tortilla que sobra, o para prepararla con antelación en cualquier cena de picoteo, que es la tortilla rellena.

Aunque ahora en invierno, lo cierto es que la guisada se agradece más.

3 de 4