Cocinillas, la gastronomía de El Español

Estamos acostumbrados a pensar en ellos como si fueran frutos secos, pero botánicamente hablando los cacahuetes son legumbres, y de hecho comparten con ellas un montón de propiedades beneficiosas para la salud. Así que, por si no lo sabíais, también hay legumbres que no hace falta cocerlas durante horas para poder consumirlas, sino que basta con tostarlas.

Y es que, como legumbres que son, los cacahuetes tienen un aporte de proteínas que es superior incluso al de la carne, aunque como ya sabemos las proteínas de las legumbres para que sean completas deben consumirse junto con algún cereal integral.

Los cacahuetes son legumbres muy nutritivas

Por las siguientes razones:

  • Tienen un 26% de proteínas, por lo que son un snack adecuado para después de una sesión de entrenamiento deportivo o de esfuerzo físico de cierta duración.
  • Tienen carbohidratos que son mayoritariamente almidón y maltosa, por lo que deben masticarse bien para que la amilasa presente en la saliva rompa los enlaces del almidón y se formen compuestos más sencillos y más fáciles de digerir. Si no se mastican bien, los carbohidratos no digeribles fermentan en el colon y pueden producir gases, lo mismo que sucede con el resto de las legumbres.
  • En cuanto a vitaminas, destacan por su alto contenido en vitamina E y vitamina B3 o niacina.
  • Respecto a minerales, poseen hierro, calcio, magnesio, fósforo y potasio en proporciones muy equilibradas, por lo que no alteran la concentración iónica del organismo.
  • El 50% de su contenido son grasas, la mayoría no saturadas y destacan especialmente por poseer dos ácidos grasos esenciales (linolénico y linoleico) que nuestro cuerpo no es capaz de sintetizar y que son beneficiosos para el corazón.

Por qué no debes abusar de los cacahuetes

Aunque por sus propiedades nutricionales, los cacahuetes son buenos aliados dentro de una dieta saludable que nos permita vivir más años y así lo evidencian algunos estudios científicos como este llevado a cabo por la Universidad de Maastrich e incluso se recomienda su consumo en dietas para el control o pérdida de peso según se afirma en este otro estudio publicado en The American Journal of Clinical Nutritionlo cierto es que los cacahuetes son uno de esos alimentos que en pequeñas cantidades son muy beneficiosos, pero consumidos en exceso pueden ser contraproducentes.

Esto es debido a que:

  • Aunque sus grasas sean “grasas buenas” están presentes en gran cantidad, lo que hace que el aporte calórico de los mismos sea muy elevado. Si a eso le sumamos que están ricos y son muy fáciles de comer, es fácil excederse con la ración y, si hacemos eso a diario, nos hará subir de peso y a nuestro hígado, encargado de procesar las grasas que consumimos, tampoco le parecerá un buen plan. Lo ideal es tomar unos 50 g de cacahuetes cada 4 o 5 días.
  • Aparte del almidón que comentábamos más arriba, los cacahuetes también poseen fibra que, cuando uno no está acostumbrado a consumirla, puede dar problemas de gases e hinchazón y, debido a la gran cantidad de grasa, también puede producir diarreas.

Eso sí, aunque quizá sobra decirlo, lo comento por si acaso, cuando hablamos de cacahuetes saludables nos referimos a los cacahuetes tostados y pelados, nada de cacahuetes fritos y cargados de sal. Los mismo para aceites y mantequillas de cacahuete, en las que debemos elegir recetas sencillas en las que la mantequilla haya sido elaborada sin ningún tipo de aceite ni de sal añadida.

3 de 4