Cocinillas, la gastronomía de El Español

Soy mujer, cisgénero y me declaro amante de la buena cerveza. Me siento feliz de vivir en una época en la que la cerveza está experimentando un boom gracias al que cada día hay nuevas cervezas de todo tipo para probar.

Hay cervezas de chocolate y de vainilla, con chile, con toques cítricos y si mañana sacan una con pimientos de Padrón no seré yo la que se oponga. Pero, ¿una cerveza para mujeres? ¿Sin alcohol? ¿Qué es lo que significa eso? Acaso, por ser mujer, ¿mis papilas gustativas deberían funcionar de manera diferente a como lo hacen? Si es así, debo tener un problema y no me he enterado hasta ahora… Porque yo pensaba que las cervezas eran eso, cervezas y a unos -hombres y mujeres, que todo hay que especificarlo- les gustaban más unas y a otros -de nuevo me refiero a hombres y mujeres- les gustaban más otras.

Cerveza para mujeres, ¿en serio?

Todo esto viene a cuento porque Karmi, una marca polaca de cerveza perteneciente al grupo Carlsberg va a empezar a comercializar en España la cerveza del mismo nombre. Una cerveza sin alcohol dirigida al público femenino que ya cuenta con gran éxito en Polonia y que cuenta con Penélope Cruz como imagen de marca.

Hace unos días la actriz  ha estado grabando la versión española del anuncio en Fuenlabrada, por lo que muy pronto también veremos el spot en la tele nacional.

La mencionada cerveza está disponible en varios sabores, el clásico, con toques de caramelo y uvas pasas; naranja y granada; caramelo, arándanos y chocolate y, finalmente, pomelo. Que repito, no es que me parezca mal que cada uno fabrique cerveza del sabor que mejor le parezca, pero me indigna un poco bastante que alguien presuponga que por ser mujer debería gustarme o que a un hombre deben gustarle otro tipo de cervezas. Me suena un poco a chiste, a ver si es que ahora la hombría vamos a tener que empezar a medirla en IBUs, como el amargor de la cerveza.

A mí desde luego, es que con semejante marketing, se me han quitado las ganas de probarlas.

De verdad, Penélope, con lo que molabas hace años cuando te bebías la CocaCola del tirón, eructabas y te quedabas tan a gusto.

Si es que parece que cuanto más intentamos avanzar por un lado, más nos retrasamos por otro.

Te puede interesar
3 de 4