Cocinillas, la gastronomía de El Español

Preparación: < 15 min  Dificultad: muy fácil  Raciones: 2  Coste: alto


De vez en cuando uno se merece un capricho y a esta que escribe, como buena gallega que es, le pierde el marisco. Aunque siempre procuro traeros recetas para todos los bolsillos, en esta ocasión no lo he podido evitar y os traigo una de auténtico lujo, que para algo es domingo y día del Padre.

Las cigalas son una delicia, tanto cocidas como a la plancha, lo malo es que cuando se preparan a la plancha, el olor suele acompañarnos durante toda la jornada y eso puede acabar siendo un poco molesto, así que preparar estas cigalas al horno es una alternativa perfecta.

Ingredientes


  • Cigalas medianas, 600 g
  • Perejil fresco, 4 ramas
  • Ajo, 2 dientes
  • Sal, 1/4 cucharadita
  • Aceite de oliva virgen extra, 3 cucharadas
  • Vino blanco de calidad, 100 ml

Preparación de las cigalas al horno fáciles


1: Precalentar el horno

Lo primero que haremos será encender el horno a 200ºC para que vaya cogiendo temperatura y sacar las cigalas de la nevera para que se vayan atemperando.


2: Preparar el aliño

Cigalas al horno, aliño

En un bol mezclamos el perejil picado, los dientes de ajo prensados o picados muy finos, la sal, el aceite de oliva virgen extra y el vino blanco. Mezclamos todo bien con unas varillas.


3: Asar las cigalas al horno

Cigalas al horno

En una fuente de horno en la que quepan las cigalas sin amontonar, las colocamos con el caparazón hacia abajo -así mantendrán sus jugos-, las regamos con el aliño que hemos preparado y las horneamos durante 9 minutos si son medianas o 12 si son grandes.


4: Retirar del horno

Cigalas al horno

Como cada horno es un mundo, la primera vez es conveniente vigilarlas a partir de los 7 minutos más o menos. Estarán listas cuando veamos que la carne está de color blanco.


5: Servir

Cigalas al horno

Cuando estén listas, las sacamos del horno, les damos la vuelta para que luzcan más en la presentación y las servimos inmediatamente para disfrutarlas calentitas.

Notas


En esto del marisco, lo de las raciones es algo muy subjetivo. Con 600 g en teoría deben ser dos raciones si hablamos en términos nutricionales, ahora bien, es posible que a cualquier amante del marisco los 600 g para él solo le sepan a poco. Que cuando algo está tan rico como estas cigalas al horno, es difícil contenerse.

Te puede interesar
2 de 2