Cocinillas, la gastronomía de El Español

Preparación: 20 min   Cocción: 8 h  Dificultad: fácil  Raciones: 3  Coste: medio


El próximo viernes es San Patricio y en Cocinillas es una fiesta que nos entusiasma tanto como las celebraciones patrias, así que ya estamos calentando motores para disfrutar del día como se merece.

Y si hablamos de Irlanda, una receta que ha traspasado fronteras es su estofado irlandés, que originariamente se hacía solo con carne de cordero, patatas y cebollas pero que con el paso de los años y la emigración de los irlandeses a otros países a ido adaptándose a los productos locales, por eso ahora es muy habitual prepararlo con ternera en vez de cordero y añadiendo zanahorias al guiso. Como cualquier otro estofado, es una receta perfecta para prepararla en una olla de cocción lenta o CrockPot.

Ingredientes


  • Jarrete de ternera, 600 g
  • Patatas, 2 grandes
  • Zanahorias, 3
  • Cebolla, 1 grande
  • Aceite de oliva virgen extra, 4 cucharadas
  • Harina de trigo, 1 cucharada sopera
  • Cerveza Guinness Stout, 300 ml
  • Sal
  • Pimienta

Cómo hacer estofado irlandés en CrockPot


1: Dorar la carne

estofado irlandés

Cortamos la carne en trozos de bocado, la salpimentamos y la doramos en una sartén con el aceite. Es importante hacerlo en varias tandas para que la sartén no pierda calor y la carne no suelte agua. Cuando esté lista la reservamos.


2: Sofreír la cebolla

estofado irlandés

En la misma sartén en la que hemos dorado la carne sofreímos la cebolla con una pizca de sal, cuando esté dorada, añadimos la cucharada de harina, damos unas vueltas para que la harina se tueste ligeramente y pierda el sabor a harina cruda y añadimos la cerveza. Llevamos a ebullición durante un par de minutos para que se evapore el alcohol. Añadimos una pizca de sal, apartamos del fuego y dejamos templar un poco.


3: Preparar el estofado irlandés en la CrockPot

estofado irlandés

En la cubeta de la CrockPot ponemos la carne que tenemos reservada junto con las patatas y las zanahorias peladas y cortadas en trozos del mismo tamaño que la carne. Echamos por encima la cebolla con la cerveza, tapamos la olla y dejamos que se cocine todo durante 8 horas en temperatura baja.


4: Servir

estofado irlandés

Pasadas las 8 horas tendremos un guiso que huele que alimenta, con una carne que se deshace en la boca y las patatas y las zanahorias firmes pero completamente cocinadas y con un sabor alucinante. La salsita es genial para mojar un buen pan irlandés.

Notas


Por supuesto el mejor acompañamiento para este plato es una buena pinta de Guinness, aunque un vino tinto tampoco le va nada mal.

Si queréis prepararlo con cordero, en vez de jarrete, podéis utilizar la pierna entera. Si no os queréis complicar mucho la vida, le podéis pedir al carnicero que os la prepare para caldereta.

1 de 4