Cocinillas, la gastronomía de El Español

Hasta no hace mucho tiempo yo pensaba que, cuando una persona se hacía famosa ejerciendo la profesión periodística lo conseguía por la calidad de su trabajo. Daba por hecho que cuando veía o leía un reportaje acerca de cualquier tema desconocido para mí, los datos estaban convenientemente contrastados y lo que se contaba era la verdad. Llamadme ingenua, pero para mí esto era así.

Fue en noviembre de 2004, en un reportaje de Mercedes Milá -que tuvo una segunda parte en abril de 2016- cuando descubrí lo equivocada que había estado siempre. En esta ocasión el tema del que se hablaba en la tele, en horario de gran audiencia y, por aquel entonces sin redes sociales que pudieran enmendarle la plana a Mercedes Milá, no me era ajeno, todo lo contrario, era algo que formaba parte de mi día a día y del que me consideraba muy bien informada.

No me extenderé demasiado, porque se trataba de unos reportajes sobre centrales nucleares, residuos radiactivos y radiaciones que nada tienen que ver con el contenido de este blog, pero sí os diré que en ese momento mi primera sensación fue de que Mercedes Milá no sabía de lo que estaba hablando pero, a medida que avanzaba el programa, viendo algunas situaciones llegué a la conclusión de que lo que sí sabía era que nos estaba tomando el pelo a todos los que lo estábamos viendo y, lo que es peor, probablemente generando una preocupación innecesaria en todos aquellos que, como yo en otras muchas ocasiones, confiasen en el buen hacer de alguien que dice llamarse periodista.

¿Qué es la pseudociencia?

Pseudo- es un prefijo que significa falso, por lo que podemos definir la pseudociencia como una afirmación explicada de manera aparentemente científica, pero a la que se ha llegado sin seguir un método científico válido por lo que no se puede verificar. En lenguaje de andar por casa, es lo que se llama magufada y los que la ejercen reciben el nombre de magufos, palabra que resulta de la mezcla de mago y ufólogo, porque normalmente defienden teorías que están más cerca de la magia que de la ciencia. Vamos, como los antiguos charlatanes de feria que uno se imagina vendiendo crecepelo.

Pseudociencia es afirmar que hay alimentos que curan el cáncer, o que existen enzimas milagrosas o que se puede alcanzar la eterna juventud. Lo peor del asunto es que, las pseudociencias no es que sean ineficaces, es que muchas pueden llegar a ser realmente peligrosas como la reciente “moda” de no vacunar a los niños porque a alguien se le ocurrió difundir la teoría de que producen autismo, o la más reciente del MMS o “Solución Mineral Milagrosa” que supuestamente cura el autismo y el cáncer infantil. Para que os hagáis una idea de hasta qué punto de fantasía pueden tener estas historias os contaré que el MMS es clorito sódico -que aunque suena parecido no tiene que ver con el cloruro sódico-, y los que lo prescriben indican que debe tomarse mezclándolo con un ácido -el zumo de un cítrico, por ejemplo-. El resultado de mezclar ambas cosas es el dióxido de cloro, una lejía industrial que se utiliza especialmente en las celulosas para blanquear la pasta de papel.

Libros de pseudociencia que te podría recomendar Mercedes Milá

Confieso que desde ese reportaje que comentaba en la introducción, no me he preocupado por seguir el trabajo de esta mujer, de hecho ni siquiera vi la emisión del pasado domingo del programa “Chester in love“, la he visto a toro pasado después de enterarme en las noticias y si os digo la verdad, a pesar de todo el revuelo que se ha formado, estoy que no doy crédito. Para mí la noticia, lo que realmente me preocupa, no es que Mercedes Milá haya llamado esto o aquello a JM Mulet, al fin y al cabo y bajo mi punto de vista, eso solo la deja como una persona maleducada, pero lo que me parece mucho más grave es que haya ido a defender una serie de patrañas magufas en prime time. Y en este caso menos mal que el programa se preocupó por contar con la presencia de alguien que sí sabe de lo que habla para darle una lección de ciencia, da la de verdad.

Claro que, después de ver esto, me puedo imaginar los libros que te podría recomendar Mercedes Milá y os he hecho una lista.

Toda la saga de La Enzima Prodigiosa

libros de pseudociencia

Al doctor Hiromi Shinya no le conocen en el centro médico en el que dice trabajar, pero se ha hartado de vender libros traducidos a un buen puñado de idiomas. Al de La enzima prodigiosa le han seguido el de La enzima prodigiosa 2, La enzima para rejuvenecer y El factor microbio y las enzimas sanadoras.

Recetas de cocina anticáncer

libros de pseudociencia

Es cierto que llevar una alimentación saludable puede ayudar a llevar mejor los síntomas de una enfermedad, pero de ahí a decir que un cambio en la dieta cura el cáncer hay un abismo. Lamentablemente, y todos los que lo hayáis vivido de cerca lo sabréis bien, el cáncer es una enfermedad chunga que no siempre tiene cura y, cuando la tiene, es gracias a la medicina de verdad, no al buen rollito ni a la comida sana. Pero sí, en una situación desesperada uno probaría cualquier cosa, más aún si se trata de algo aparentemente inocuo y ese es el negocio en este caso, con el que Odile Fernández lleva ya 5 libros publicados.

La terapia Gerson

libros de pseudociencia

Zumos de frutas que curan el cáncer y otras enfermedades como el SIDA o el lupus. Digo yo que quién necesita médicos, en fin, lo que hay que leer.

Aguas curativas

libros de pseudociencia

No, no se trata de un libro sobre balnearios ni sobre aguas termales ni minero-medicinales. Esto es mucho más divertido, se trata de beber agua ionizada obtenida tras someter al agua a un proceso de electrólisis que hará que tu cuerpo se equilibre y vivas sano muchos más años.

Flores de Bach

libros de ciencia

Ojo, que el tema de las Flores de Bach o Terapia Floral de Bach es un tema que ha sido muy estudiado, de hecho en países como Cuba o Chile están reconocidas por sus respectivos sistemas sanitarios. Aunque según se indica en la revisión hecha por Edzard Ernst en 2010 “Todos los estudios con control de placebo fallaron en demostrar la eficacia. Se concluye por lo tanto que los estudios clínicos más confiables no indican ninguna diferencia entre los remedios a base de flores de Bach y los placebos“.

Cualquier libro sobre Homeopatía

libros de pseudociencia

Lo que a mí me parece más grave en esto de la homeopatía es que los que la defienden recomiendan a sus pacientes abandonar las terapias convencionales. Y pensar que 200 años no hayan sido suficientes para darnos cuenta todos de que es algo que no funciona.

El libro que yo te recomiendo para que no te cuenten cuentos

Es que no solo a nivel de salud o de nutrición se dicen tonterías sin fundamento científico alguno, es que hasta los políticos toman decisiones científicas y técnicas sin tener en cuenta las recomendaciones de los expertos en las diversas materias. ¿Os acordáis del Prestige?

El mundo y sus demonios de Carl Sagan

el mundo y sus demonios

Esta es mi recomendación, una lectura interesante para los que aún no lo hayáis leído. Y tranquilos, no se trata de un libro “de ciencia” sino en defensa de los métodos científicos y del pensamiento racional para llegar a la verdad, un libro que invita al lector a pensar de manera crítica y a no creerse lo primero que le cuenten si no tiene una base científica auténtica.

A todo esto, ¿qué opináis vosotros del  tema?

1 de 4