Cocinillas, la gastronomía de El Español

Preparación: 20 minutos (+ 3h marinado) Dificultad: Baja Raciones: 2 Coste: Bajo


Esta receta de pollo con salsa de albaricoque tiene un sabor riquísimo que seguro que os sorprende. La salsa, que lleva diferentes ingredientes además de un poco de mermelada de albaricoque, es sin duda el toque estrella del plato. Aunque también influye, y mucho, el proceso de marinado al que se somete al pollo, que absorbe todos los sabores. Os cuento cómo prepararlo.

Ingredientes


  • Pechugas de pollo, 350 g
  • Aceite de sésamo o de oliva suave, 1 cucharada

Para la marinada:

  • Jengibre, 1 trozo de 1 cm
  • Ajo, 1/2 diente
  • Zumo de limón, 1 cucharada
  • Salsa de soja, 2 cucharadas
  • Aceite de sésamo o de oliva suave, 1 cucharada

Para la salsa:

  • Jengibre, 1 trozo de 1 cm
  • Cebolla, 1 grande o 2 pequeñas
  • Salsa de soja, 2 cucharadas
  • Mermelada de albaricoque, 2-3 cucharadas

Preparación del pollo con salsa de albaricoque


Para elaborar esta receta de pollo con salsa de albaricoque, tendremos que planearlo con un poquito de antelación antes de consumirla. Y es que primero hay que poner el pollo a marinar. A pesar de esto, la receta es muy sencilla y el resultado, delicioso.

El tiempo de marinado debe ser de, al menos, tres horas. Pero también puedes hacer este proceso por la noche y dejar el pollo marinando durante toda la noche en el frigorífico, para continuar con la receta al día siguiente y tenerla lista a la hora de comer. Tú eliges.


1: Marinar el pollo

pollo con salsa de albaricoque

Prepara la marinada rallando o picando finamente el jengibre y el ajo y mezclándolo con el zumo de limón y la salsa de soja. Reserva.

Corta el pollo en trozos de bocado, pon el aceite en un bol y úntalo por las paredes, coloca los trozos de pollo, riégalos con la marinada que tienes reservada y mezcla bien con el pollo asegurándote de que todos los trozos se impregnan bien en el líquido.


2: Preparar los ingredientes de la salsa

pollo con salsa de albaricoque

Cuando hayan pasado al menos 3 horas y te pongas a cocinar el pollo con salsa de albaricoque, corta la cebolla en aros y resérvala.

En un bol, ralla el jengibre, mézclalo con la salsa de soja y la mermelada de albaricoque (2 cucharadas si quieres un contraste dulce salado, o 3 si prefieres que predomine el toque dulce). Añade los aros de cebolla que has reservado y mezcla todo bien. Reserva la mezcla.


3: Cocinar el pollo en salsa de albaricoque

pollo con salsa de albaricoque

Pon a calentar una cucharada de aceite en una sartén. Escurre el pollo de la marinada y reserva el líquido que haya quedado (será más o menos dependiendo del tiempo que lo hayas dejado).

Cuando el aceite esté caliente, pero sin humear, echa los trozos de pollo y saltéalos. Cuando estén dorados, añade el líquido sobrante de marinado (si tenías) y, tras un par de minutos, la mezcla para la salsa que tenías reservada. Deja el pollo en la sartén, a fuego bajo, con la salsa, durante unos diez minutos.


4: Servir

Sirve inmediatamente tu pollo con salsa de albaricoque, que puedes acompañar con una ensalada, una ración de arroz blanco o el trozo de pan que te hará falta para mojar la salsa.

Resultado


Esta es una de muchas recetas que podemos preparar con la carne de pollo. Aquí tienes otras opciones:

En la de hoy, el resultado es un pollo con salsa de albaricoque de lo más sabroso. Te sorprenderá cómo combina el jengibre con la salsa de soja y la mermelada de albaricoque. Pruébalo y nos cuentas qué tal te ha salido.

2 de 3