Cocinillas, la gastronomía de El Español

Preparación: < 20 min  Dificultad: muy fácil  Raciones: 2  Coste: barato


¡Qué pereza da hacer la cena algunas veces! Y fregar después de cenar ya ni os cuento… Por eso estas recetas de ensuciar muy poco, trabajar lo mínimo y disfrutar lo máximo pueden ser una bendición.

Si aún por enciman nos permiten aprovechar restos y ahorrarnos la llamada para pedir comida a domicilio, doble bendición por la pasta que nos vamos a ahorrar. En esta ocasión, con esta tosta de jamón asado y pimientos hemos aprovechado el pan que ya estaba empezando a estar demasiado duro, con los restos de un asado y los de un bote de pimientos del piquillo que empezaban a agonizar en la nevera.

Ingredientes


  • Rebanadas grandes de pan de hogaza (rústico, de pueblo…), 2
  • Salsa de tomate casera, 4 cucharadas
  • Pimientos del piquillo, 4 ó 6
  • Queso rallado, 4 cucharadas
  • Restos de jamón, lacón o codillo asado, unos 100 g

Preparación de la tosta de jamón asado y pimientos


1: Tostar el pan y colocar los ingredientes

tosta de jamón

Lo primero que tenemos que hacer es tostar las rebanadas de pan en una tostadora o en una sartén. Este paso es importante para que luego el pan no se empape demasiado al poner los ingredientes húmedos encima y el resultado final sea una tosta con una base de pan crujiente que es lo que buscamos.

Una vez tengamos nuestro pan tostado, repartimos la salsa de tomate sobre las rebanadas, ponemos encima los pimientos del piquillo bien escurridos, repartimos el queso rallado y, finalmente el jamón asado cortado en lonchas que no sean muy gruesas.


2:  Hornear

Mientras tostamos el pan y preparamos los ingredientes vamos precalentando el horno a 200ºC y, una vez tengamos montadas nuestras tostas las colocamos sobre una bandeja con papel vegetal y las metemos inmediatamente en el horno para que el pan no se ablande.

Horneamos durante unos 10 minutos o hasta que veamos que el queso está fundido.


3: Servir

tosta de jamón

Servimos inmediatamente para disfrutar de nuestra tosta calentita. Podemos darle un toque más personal si, al sacarlas del horno, espolvoreamos alguna especia como orégano, tomillo a incluso un poco de cayena molida si queremos un toque picante.

Notas


En vez de salsa de tomate, si tenemos alguna salsa que hayamos hecho con los jugos de asar el jamón también podemos utilizarla para untar la tosta. El resultado será magnífico.

3 de 4