Cocinillas, la gastronomía de El Español

Preparación: 10 min  Cocción: 6 h  Dificultad: fácil  Raciones: 4  Coste: barato


La cochinita pibil es un plato típico de la cocina mexicana de la zona de Yucatán que consiste en un asado de carne de cerdo adobada con achiote, que se envuelve en una hoja de plátano y se cocina a baja temperatura dentro de un horno de tierra.

Inspirándome en este asado y aprovechando que tenía en el congelador una pechuga de pollo enorme -pesaba más de 800 g- me he animado a adaptar un poco la receta para preparar esta pechuga de pollo pibil en la CrockPot. El resultado es genial para una cena informal si se sirve con algunos acompañamientos que también os voy a enseñar.

Ingredientes


  • Pechuga de pollo, 800 g

Para el adobo del pollo pibil:

  • Pasta de achiote, 75 g (en tiendas de productos latinos)
  • Naranja, 1 grande o 2 pequeñas
  • Lima, 1
  • Vinagre de manzana, 40 ml
  • Pimienta negra molida, 1/8 de cucharadita
  • Comino molido, 1/4 de cucharadita
  • Canela molida, 1/8 cucharadita
  • Ajo, 2 dientes
  • Aceite de oliva virgen extra, 2 cucharadas
  • Sal

Preparación de la pechuga de pollo pibil en CrockPot


1: Adobar el pollo

Adobo para pollo Pibil

Ponemos en el vaso de la batidora todos los ingredientes del adobo y trituramos bien hasta tener una mezcla homogénea. Metemos la pechuga de pollo en una bolsa zip, echamos la mezcla de achiote, nos aseguramos de que la carne queda completamente cubierta, cerramos la bolsa y dejamos en la nevera de un día para otro y lo sacamos de la nevera una media hora antes de cocinarlo para que se atempere un poco, pero teniendo cuidado, sobre todo ahora en verano de no dejarlo en una encimera al sol directo.


2: Asar el pollo pibil

pollo Pibil en Crock-Pot

Introducimos nuestra pechuga de pollo junto con el adobo que quede en la bolsa, tapamos la CrockPot y programamos 6 horas en baja temperatura.


3: Deshebrar el pollo

pollo Pibil

Pasadas las seis horas, sacamos el pollo con cuidado y, con ayuda de dos tenedores vamos deshebrando la carne. Se hace en un momento porque la carne está tan tierna que se deshace.

Devolvemos la carne deshecha a la olla junto con la salsa que nos haya quedado, tapamos y dejamos cocinar media hora más en baja temperatura.


4: Servir

pollo Pibil

Aunque la pechuga de pollo ya está riquísima ella sola y podríamos servirla simplemente con un poco de arroz blanco, lo suyo es llamar a unos cuantos amigos y montar una cena de las que hacen historia.


5: Para acompañar el pollo pibil

pollo Pibil

La forma más típica de comer la cochinita pibil es acompañándola de tortillas de trigo y cebolla roja encurtida -cebolla marinada durante 3 o 4 horas en zumo de lima y naranja con una pizca de sal y azúcar-, pero yo esta vez no he podido conseguir cebollas rojas así que, en su lugar, he puesto cebolletas encurtidas. Además, para completar este pollo pibil, he puesto arroz blanco, tortillas de trigo, maíz dulce, cebolla crujiente y jalapeños rojos en salsa.


6: Y que cada uno se sirva a su gusto

pollo Pibil

Está riquísimo si se mezcla el pollo pibil con un poco de arroz y el resto de ingredientes sobre una tortilla de trigo y luego se enrolla a modo de burrito, perfecto para comer con las manos en una reunión informal.

Nota importante


El achiote es un colorante potente que no solo deja un bonito color a la carne sino que también tiñe bastante la piel por lo que es muy recomendable utilizar la bolsa zip para el adobo y utilizar los dos tenedores para deshilachar la carne, ya que si usamos las manos, es muy posible que las yemas de nuestros dedos tomen un color anaranjado que tarde días en desaparecer.

1 de 3