Cocinillas, la gastronomía de El Español

A diferencia de perros y humanos, los gatos no son animales omnívoros sino carnívoros. De ahí que haya ciertos alimentos a los que no sólo no están acostumbrados sino que no pueden procesar de forma adecuada. Algo a lo que hay que sumar las características de su hígado, el cual resulta menos efectivo a la hora de eliminar ciertas toxinas.

Por eso, si no quieres poner en riesgo la salud de tu minino hay 8 alimentos prohibidos para gatos que no debes darle de comer.

1. Frutas como uvas, naranjas, pomelos, aguacates o limones

Refrescos caseros con burbujas

Las uvas y las pasas pueden afectar al riñón del gato si se consumen en grandes cantidades, aunque también pueden causar malestar físico y diarrea en cantidades pequeñas. Los cítricos como limones, naranjas y pomelos también causan diarreas y malestar estomacal. En el caso de los limones su aceite esencial resulta especialmente peligroso. Por su parte los aguacates tienen Persina, una sustancia fungicida que resulta tóxica para los felinos.

2. Verduras como cebolla, ajo, patata o tomate

usos de las cebollas fuera de la cocina

En dosis altas y reiteradas, el tiosulfato de la cebolla, el ajo, las chalotas, los puerros o el cebollino puede llegar a destruir los glóbulos rojos de la sangre y causar anemia.

Aunque la patata en sí no resulta perjudicial para los gatos, especialmente si está cocida, los brotes verdes, las hojas y el tallo pueden resultar tóxicas. Esto se debe a una toxina llamada solanina que también resulta perjudicial para los humanos. Por suerte desaparece al hervir las patatas.

El tomate, que también comparte familia (Solanáceas) con las patatas, también tiene solanina aunque su principal componente tóxico para los gatos es la tomatina. Este componente se encuentra principalmente en los tomates verdes, las hojas y los tallos pero disminuye conforme madura la hortaliza.

Dicho esto, las verduras son alimentos prohibidos para gatos puesto que, a diferencia de los humanos u otros mamíferos, tienen un tracto intestinal demasiado corto como para digerir la verdura.

3. Nada de chocolate, café o té

cafe cafeteria cafeína

Foto por Asier G. Morato.

Al igual que ocurre con los perros los gatos no pueden tomar teobromina, una sustancia presente en alimentos como el chocolate, el café o el té. En el caos de hacerlo pueden sufrir deshidratación, vómitos, diarrea o úlceras. Además, puede llegar a afectar al sistema nervioso causando convulsiones e incluso la muerte.

4. Comida para perros

alimentos prohibidos para gatos

Puede parecer una tontería, pero uno de los alimentos prohibidos para gatos es la comida para perros. Esto se debe a que la comida canina carece de nutrientes que necesitan los felinos como la taurina o el ácido arquidónico. Algo que, consumido de forma excesiva, puede provocar un déficit de los mismos que genere serios problemas de salud al animal.

5. Sin sal ni azúcar, por favor

El exceso de sal de ciertos embutidos o platos puede causar problemas renales e hipertensión. Además, la grasa de estas comidas puede provocar pancreatitis. En el caso de los embutidos como el jamón york o pavo no habría problema, aunque tampoco es bueno abusar, ya que los comerciales suelen contener azúcares.

En cuanto los dulces y el azúcar, las complicaciones habituales suelen ser la insuficiencia hepática o el exceso de insulina que provoca el xilitol. Los dulces y el azúcar también pueden causar vómitos, pérdida de coordinación y letargo.

6. La leche es uno de los alimentos prohibidos para gatos

alimentos prohibidos para gatos

Si os digo que cerréis los ojos y os imaginéis a un gato comiendo seguramente os venga a la cabeza la imagen de un felino lamiendo leche de un cuenco. Pues por raro que parezca la leche es uno de los alimentos prohibidos para gatos adultos.

Los gatos empiezan a desarrollar intolerancia a la lactosa según van creciendo por lo que no es recomendable darles la misma leche que consumimos nosotros. Si quieres ponerle un cuenco de leche lo mejor es que sea sin lactosa o alguna adaptada para gatos. Aún así, tiene que ser algo esporádico y en pequeñas cantidades.

7. Pescado con espinas o carne con huesos pequeños

alimentos prohibidos para gatos

No es que tengan alguna sustancia tóxica para estos animales pero su tamaño y forma puntiaguda puede provocar daños en el aparato digestivo si el animal se los traga. En el caso de darles carne o pescado debe de estar siempre cocinado y sin sal.

8. Alcohol, drogas o cualquier tipo de estimulante

Primavera BeerFest 2017

Las drogas, tanto estimulantes como relajantes, son especialmente peligrosas para la salud de los gatos. El alcohol puede causar desde incontinencia urinaria hasta la muerte. La marihuana también resulta especialmente tóxica. Eso sin mencionar que la cafeína y la teína pueden excitar a nuestro gato hasta niveles perjudiciales.


Si quieres darle alguna comida humana a tu gato lo mejor es que optes por carnes como el pollo o el pavo, pescados ricos en Omega 3. Eso si, siempre bien cocinados en el caso de ser alimentos frescos. En el caso del atún es preferible el de consumo felino que humano, puesto que el nuestro carece de taurina. También es una buena opción el arroz cocido, aunque lo mejor es utilizar comida preparada específicamente para gatos.

1 de 4