Cocinillas, la gastronomía de El Español

Preparación: < 15 min       Dificultad: baja       Cantidad: 550ml aprox.      Coste: bajo


La receta que hoy os traigo va dedicada a aquellos más golosos de la casa. Hoy vamos a ver cómo preparar leche condensada casera, una receta básica perfecta para aquellos principiantes con el robot de cocina Monsieur Cuisine Plus. Una de las cualidades más importantes de dicho robot es que mientras cocina va removiendo, por ello, nos permite evaporar el líquido sobrante consiguiendo una mezcla densa, dulce y muy sabrosa.

Ingredientes


  • 140 ml de agua
  • 290 g de azúcar (puede ser blanco o integral de caña, aunque si utilizas este último, la leche condensada será más oscura)
  • 200 g de leche desnatada en polvo

Cómo preparar leche condensada casera en el Monsieur Cuisine Plus


  1. El primer paso es incorporar en el vaso del robot de cocina la leche desnatada en polvo, el azúcar y el agua. A continuación, programamos 11 minutos / 90ªC / velocidad 3.
  2. Cuando la leche condensada esté lista, la vertemos en un recipiente hermético y la dejamos enfriar. Hay que tener en cuenta, que a medida que se va enfriando, irá espesando, como las de compra.

Consejo al preparar leche condensada en el Monsieur Cuisine Plus


La leche condensada obtenida, la tenemos que dejar reposar en la nevera. Aunque lleva azúcar, el cual hará de conservante, es importante tener en cuenta que no nos durará tanto como la leche condensada comercial, aunque sí lo hará varias semanas en el frigorífico.

También si lo deseas, puedes aromatizar tu leche condensada con vainilla líquida. Para ello, tienes que incorporar 1 cucharadita pequeña de esencia de vainilla en el primer paso.

Si aún eres principiante con el Monsieur Cuisine Plus, te recomiendo que empieces con esta receta. Es genial para que le vayas cogiendo el truco. Pues se trata de una receta que necesita pocos ingredientes, se hace en muy poco tiempo y el resultado es inmejorable. Ah, y mucho más sabrosa que las leches condensadas que podemos encontrar en el supermercado. Además la puedes utilizar para preparar flanes, bizcochos, acompañar nuestro café, yogur, etc. Toda una tentación para nuestro paladar.

3 de 3