Cocinillas, la gastronomía de El Español

Preparación: 5 min  Dificultad: nula  Raciones: 2 – 3  Coste: muy barato


Esta ensalada de alubias exprés con aliño ligero de yogur es rica en proteínas, baja en grasas, la mar de fresquita, saciante, baratísima, no necesitas encender el fuego para prepararla y apenas tardas cinco minutos en prepararla. También es genial para llevártela en el táper a la oficina o a una comida de picnic. Vamos que tiene todos los números de convertirse en una de tus recetas favoritas que te sacará de más de un apuro.

Ingredientes


  • Alubias cocidas, 1 bote de 400 g
  • Tomate, 1 grande
  • Cebolleta, 1 pequeña
  • Pepino, 1 grande
  • Sal

Para el aliño de yogur:

  • Yogur natural desnatado sin edulcorante ni azúcar, 125 ml (1 vasito)
  • Zumo de 1/2 lima
  • Aceite de sésamo, 1 cucharada
  • Cilantro picado, 1 cucharada (o eneldo, que también le va genial)
  • Guindilla fresca picada, 1 cucharada (opcional)
  • Sal

Preparación de la ensalada de alubias exprés con aliño ligero de yogur


1: Preparar la ensalada de alubias exprés

ensalada de alubias

Escurrimos las alubias cocidas, las enjuagamos bien bajo un chorro de agua fría y las ponemos bien escurridas en el bol o la fuente en que vayamos a servir nuestra ensalada. Lavamos el tomate, lo cortamos en dados y lo añadimos. Echamos también la cebolleta picada y el pepino bien lavado -o pelado si no os gusta la piel- cortado en dados. Salamos al gusto y mezclamos todo bien.


2: Preparar el aliño ligero de yogur

aliño para ensalada de alubias

En el bol en el que serviremos el aliño mezclamos el yogur con el zumo de lima, el aceite de sésamo, el cilantro y la guindilla. Si os gusta podéis añadir también un poco de ajo, aunque yo no se lo pongo porque últimamente el ajo crudo me repite muchísimo.


3: Servir

ensalada de alubias

Para terminar, servimos nuestra ensalada de alubias exprés con el aliño en un bol aparte para que cada uno se sirva según le parezca. Incluso puede dejarse la ensalada preparada en la nevera unas horas antes para que esté aún más fresquita.

Notas


Como por el hecho de ser verano no debemos olvidarnos de las legumbres, esta es una forma muy ligera de comerlas cuando hace calor. Porque sí, ya sabemos que en cualquier receta de hummus están riquísimas, pero llevarían más cantidad de grasas y, lo que es peor, nos acabamos poniendo ciegos de pan cuando nos ponemos a untar el hummus.

1 de 2