Cocinillas, la gastronomía de El Español

Cocinar arroz no es difícil, al menos a mí no me lo parece, pero mucha gente me dice que no es capaz de pillarle el punto incluso siguiendo las recetas al pie de la letra. Así que vamos a ver si lo solucionamos de manera que siempre que cocinéis arroz os quede en su punto, independientemente de si buscáis un arroz seco, un risotto, un arroz meloso o un arroz caldoso -por favor, no confundir estos últimos con el arroz pastoso que nos intentan colar el muchos sitios como tales, que eso no lo queremos-.

8 errores al cocinar arroz que no debes cometer

Hay platos que se pueden cocinar perfectamente a ojo y siempre quedan bien, pero si quieres conseguir siempre el mismo resultado, el arroz no es uno de ellos.

1. No elegir bien la mejor cazuela para cocinar arroz

errores al cocinar arroz

Las mejores cazuelas para preparar arroz son aquellas que sean capaces de retener el calor y distribuirlo de manera uniforme. Con poca altura si queremos un arroz seco tipo paella -piensa en las paelleras de toda la vida- o de altura media si queremos un arroz tipo risotto o caldoso. Si, además, la cazuela es apta para horno, mejor que mejor, pues muchos arroces secos se terminan de cocinar en este electrodoméstico.

Monix Solid+ - Cacerola baja 36 cm de aluminio fundido con antiadherente Teflon® Classic. width=
Monix Solid+ - Cacerola baja 36 cm de aluminio fundido con antiadherente Teflon® Classic.
BRA PRIOR - Paellera, 36 cm, con asas de silicona, aluminio fundido con antiadherente Teflon Classic width=
BRA PRIOR - Paellera, 36 cm, con asas de silicona, aluminio fundido con antiadherente Teflon Classic
39.9 €
Antes: 60.9 €
Encuéntralo en Amazon.es
BRA Terra - Cacerola alta con tapa de cristal y asas de silicona, 28 cm, aluminio fundido con antiadherente Teflon Select width=
BRA Terra - Cacerola alta con tapa de cristal y asas de silicona, 28 cm, aluminio fundido con antiadherente Teflon Select
40.99 €
Antes: 41.5 €
Encuéntralo en Amazon.es

A unas malas, una buena sartén que cumpla con las mismas características también os permitirá conseguir un buen arroz, pero esa cacerola de los chinos que al segundo día de usarla se le abombó el fondo no va a ser tu mejor aliada.

2. Lavar el arroz cuando no es necesario

Cómo cocer arroz para sushi

El arroz para sushi siempre hay que lavarlo bien hasta que el agua salga totalmente limpia, pero si queremos cocinar arroces secos, el lavarlo mucho antes de cocinar puede hacer que no acabemos consiguiendo el punto que buscamos.

Ahora bien, cuando desconozcamos la procedencia del arroz, puede ser preferible sacrificar en parte el resultado y lavar a conciencia el arroz para eliminar restos de arsénico.

3. No controlar bien la vitrocerámica

Cuántas veces no habréis leído eso de “subir el fuego hasta llevar a ebullición, después bajar el fuego al mínimo para dejar al chup chup durante 20 minutos”… Eso es fácil de conseguir con una cocina de inducción o con una de gas, pero la cocina vitrocerámica guarda mucho calor residual, por lo que cuando bajas el fuego, en realidad tarda un buen rato en bajar, por lo que si quieres un arroz perfecto en la vitro, cuando bajas el fuego es genial si mueves la cazuela a otro de los fuegos que no esté hipercaliente.

4. No elegir bien el tipo de arroz

dieta de La Roca

El basmati no vale para hacer risotto ni sushi y el arroz de sushi no sirve para hacer paella. Igual que hay muchos tipos de recetas, también hay muchos tipos de arroz y no todos se adaptan igual de bien a las mismas formas de prepararlo.

Por eso cada arroz es para lo que y, sustituirlos, nunca suele ser buena idea.

5. No tener en cuenta la edad del arroz

Si tienes una despensa amplia y eres de los que les gusta acumular ingredientes, es muy probable que acabes cocinando algún arroz cuya fecha de consumo se venció hace ya tiempo. Que ojo, eso no quiere decir que no se pueda aprovechar, pero tendrás que tener en cuenta que estará mucho más seco -si vives en una zona seca- y necesitará de más líquido para cocinarse. Por el contrario, si vivimos en una zona de mucha humedad, es posible que el arroz haya absorbido demasiada y hasta tenga mohos y o malos olores. En este caso, lo mejor es tirarlo.

6. Recalentarlo mal

errores al cocinar arroz

Hay platos de arroz, como la paella tradicional, el risotto o los arroces caldosos, que son para comer en el momento. En cambio, el arroz blanco podemos dejarlo enfriar una vez cocinado para preparar ensaladas, o podemos reutilizarlo en platos calientes, ahora bien, el resultado será mucho mejor si lo calentamos en un cazuela o en una sartén para preparar un delicioso arroz frito. Es por este motivo que, un táper de arroz blanco en la nevera es algo socorrido, porque aguanta varios días y nos puede sacar de muchos apuros.

7. Guardar sobras de arroces caldosos

Arroz a la marinera

Si sobra un plato de arroz caldoso no significa que tengas que tirarlo, pues puedes aprovecharlo como parte de muchas recetas de aprovechamiento, ahora bien, intentar que siga siendo un delicioso plato de arroz es misión imposible. El grano de arroz seguirá absorbiendo caldo mientras haya, llegando incluso a abrirse y adquiriendo una consistencia muy poco apetecible.

8. No dejar reposar el arroz

arroz con oreja

A  veces las prisas y el ansia hacen que nos olvidemos de este paso, pero dejar reposar el arroz 5 minutos desde que se retira del fuego hasta que se sirve en el plato debería ser siempre de obligado cumplimiento, ya que sirven para que el arroz termine de “soltarse” y para que se atempere ligeramente de manera que nos permita disfrutar más de los sabores.

Así que ahora solo queda practicar, que ya verás que siguiendo todos los consejos que te vamos dando, al final conseguirás preparar arroces espectaculares.

3 de 5