Cocinillas, la gastronomía de El Español

Si buscas comida Tailandesa a domicilio o para llevar de calidad, rica y pensada para que cuando llegue a tu casa no se haya echado a perder, Gingerboy es tu restaurante.

Situado en el corazón del Madrid más castizo encontramos un restaurante tailandés fusión sin mesas, un concepto extraño que en España todavía no acaba de cuajar. Restaurantes solo dedicados al takeaway y al envío a domicilio. Nada más. ¿Nada más? Sí, pero cuando se hace bien está justificado.

Vale, sí, Gingerboy tiene una pequeña barra con taburetes donde se puede comer, pero esto no es lo importante y lo realmente representativo de este restaurante de cocina tailandesa fusión que abrió sus puertas en 2009. Lo que llama la atención de Gingerboy es que está centrado en la cocina thai a domicilio y para llevar, y lo hacen genial. Este concepto está ampliamente extendido en ciudades como Londres, donde la comida rápida ya no solo está asociada a hamburguesas de poca calidad, donde la comida rápida también puede ser buena. Y eso es Gingerboy, un restaurante de cocina thai rápida de excelente calidad.

¿Y la clave de hacer buena comida a domicilio y para llevar? Seguro que os ha pasado: pedís comida a domicilio y llega fría, mal empaquetada, los fritos han perdido el crujiente y un sinfín de problemas que os hacen replantear de nuevo la posibilidad de pedir comida a domicilio otra vez. Aquí Gingerboy tiene la clave y son dos cosas: elegir bien las recetas teniendo en cuenta que son para llevar y no para consumir en el instante y cuidar mucho el packaging para que conserve perfectamente una comida que no se va a comer en ese momento (además de ser respetuoso con el medio ambiente). Quiero que paréis un segundo a valorar la importancia de tener un buen empaquetado que conserve perfectamente una comida pensada para llevar porque marca la diferencia. Punto para Gingerboy.

La comida de Gingerboy

La primera vez que pedí comida a Gingerboy me sorprendió muchísimo. Maldita sea nuestra idea española de que la comida rápida es mala. Todos los platos que me habían llevado estaban riquísimos y muy bien elaborados. Gingerboy es un restaurante excelente de comida tailandesa fusión. Y no tiene mesas.

Por el amor que debo a mis lectores he hecho el sacrificio otra vez de pedir comida a Gingerboy (nótese la ironía) para contaros la experiencia completa de pedir a domicilio en este restaurante. Esto es lo que pasó después.

gingerboy

Recibimos una bolsa de cartón que contiene toda la comida, cada plato en su propio envase. Atada tenemos una bolsa de plástico con el postre, que es frío, para no mezclar con los platos calientes.

gingerboy

Todo viene estupendamente presentado, cerrado y con los botes de salsas de cada plato correctamente asignados para que no nos equivoquemos. Esta es la diferente entre un restaurante que piensa su comida para que sea llevada a casa y uno que envía lo que cocina para el restaurante. Y se nota mucho.

gingerboy

Empiezo por el chicken satay, unas brochetas de pollo elaboradas a la parrilla con salsa de cacahuete. Os contaré mi experiencia con el satay de pollo porque me apetece y viene a cuento. Antes de ir por primera vez a Tailandia el satay era uno de mis platos favoritos, luego fui a Tailandia y no lo encontré en todo el viaje hasta el final. No sé si fue casualidad o no, pero me temo que es un plato más típico de la cocina tailandesa occidental que de Tailandia. En cualquier caso la salsa satay de Gingerboy está para chuparse los dedos. Prepara la cucharilla para coger hasta la última gota.

gingerboy

Los buñuelos de batata me llamaron mucho la atención porque no había oído hablar nunca de algo similar en comida tailandesa. Muy ricos. Era el plato que más riesgo tenía por ser frito, pero pasó bastante bien la prueba de comida a domicilio. Vienen con una salsa de chile y lima riquísima.

gingerboy

Y a continuación vino el bocado que marcó la diferencia. Las croquetas thai de setas acompañadas con una brutal mayonesa de chile son una maravilla. Justo esto es lo que esperaba de un plato tailandés fusión. Son totalmente obligatorias en Gingerboy.

gingerboy

Cómo no, comiendo en un restaurante tailandés (aunque esté en mi casa), no podía faltar un curry. Me decanté por el curry verde que elaboran con pollo y verduras. Está riquísimo, y acompañado con arroz mejor todavía (aunque algún purista de la cocina tailandesa me mire raro por mezclarlo todo en un bol, en principio se come por separado). Por cierto, el arroz llega perfecto. No tengo ni idea de cómo lo hacen pero es así.

gingerboy

Para terminar un postre dulce: pannacotta de Maracuyá. Viene acompañada con fresas y frutos rojos y es un final perfecto para la mejor comida a domicilio que he probado nunca. Tengo pendiente el sticky rice con mango, un postre que me tenía totalmente enganchado en Tailandia, ya os contaré porque cae la próxima vez seguro.

Los platos que os he descrito son solo una pequeña selección de todo lo que ofrece la carta de Gingerboy. Algunos ejemplos: rollitos vietnamitas con langostinos y mango, sopa tom yam agripicante con langostinos, curry Laksa de malasia, pad thai, bienmesabe thai o pato crujiente en caldo chino.

factura gingerboy

Hablemos del precio de Gingerboy. No es el restaurante más barato que existe teniendo en cuenta que es comida a domicilio, pero en mi opinión los precios están totalmente justificados por la calidad. El chicken satay cuesta 6.5€, las croquetas thai 8.50€, los buñuelos de batata 5.50€, el curry verde de pollo 11.50€, la razón de arroz 2.95 y la pannacotta de maracuyá 4.95€.

A esto hay que sumar el envío, que dependiendo de dónde viváis varía. Suele tardar entre 25 y 45 minutos. Resumiendo los costes de envío de Gingerboy:

  • En los códigos postales cercanos a Gingerboy 28003, 28004, 28010 y 28015 el envío es gratuito.
  •  28001, 28006, 28020 el gasto de envío es de 3€
  • Códigos postales 28009, 28012, 28013, 28014, 28016, 28039 el gasto de envío es de 6€
  • Código postal 28002 hasta Principe de Vergara el gasto de envío es de 3€ y pasado son 6€
  • Código postal 28008 hasta el Paseo Pintor Rosales el gasto de envío es de 3€ y pasado son 6€
  • Código postal 28028 hasta calle Alcala el gasto de envío es de 3€ y por debajo son 6€
  • Código postal 28036 hasta Calle Alberto Alcocer el gasto de envío es de 3€ y pasado son 6€
  • Código postal 28040 servimos solo hasta la Avenida de Complutense y el gasto de envío es de 6€
  • Código postal 28046 hasta Plaza Castilla son 3€ y pasado son 6€

Qué, dónde, cuándo y cuánto

Los datos básicos de Gingerboy:

  • Gingerboy es un restaurante de cocina tailandesa fusión a domicilio o para llevar.
  • Gingerboy está en C/ Murillo, 1 (Plaza de Olavide), Madrid
  • Gingerboy abre de martes a sábado de 13h a 16h y de 20h a 24h, domingos de 13h a 16h y de 20h a 23h. Lunes cierra.
  • Se puede hacer el pedido en Gingerboy en el teléfono 915943194 o en el pedido online de Gingerboy.
  • El precio medio por persona en Gingerboy es de 20 a 25€.

Gingerboy se ha convertido en mi restaurante favorito de comida a domicilio por la excelente calidad de sus platos y por el cuidado que pone en que la comida llegue perfectamente a pesar de no consumirse al instante.

4 de 4