Cocinillas, la gastronomía de El Español

Si buscas un sitio para tomar buenas tapas y raciones de Cádiz en Madrid lo que necesitas es ir a Lambuzo.

Con sus recién cumplidos cuatro años en Madrid, Lambuzo ya cuenta en la capital con tres restaurantes y una tienda de productos gaditanos y andaluces donde podremos, además de encontrar una gran variedad de envasados, llevarnos los platos de su cocina a casa en formatos de todos los tamaños que podáis imaginar.

La historia de Lambuzo es una de esas que llenan de inspiración. En 2013 la familia Moreno García, encabezada por su emprendedor padre Pepe Moreno, llega a Madrid y abre un local en la calle Conchas 9, cerca de Ópera. Todo queda en familia, ya que son los integrantes de esta quienes arrancan el proyecto y hoy en día siguen en él. Pepe, María José, Diego, Luis, María e Ignacia ven sus esfuerzos recompensados y abren otros dos locales en Ponzano 8 y en La Chispería del Mercado de Chamberí, donde también tienen una tienda.

Lambuzo

Después de comer en Lambuzo de Ponzano, Pepe me lleva al Mercado de Chamberí porque está muy interesado en que lo conozca. Allí descubro que también es él el precursor de este proyecto gastronómico que reúne varios locales en este mercado gastronómico madrileño. Este hombre no para, “es que yo no me puedo aburrir”, dice mientras me enseña la tienda en la que se venden sus productos.

La idea original del local del Mercado de Chamberí fue crear una cocina central donde producen sus principales platos y distribuyen a todos sus restaurantes, donde se finalizan. De este modo garantizan que las croquetas, ensaladilla rusa y demás platos emblemáticos son siempre iguales en todos sus locales.

Desde un pequeño proyecto de una familia gaditana que llegó a Madrid en 2013, Lambuzo ha crecido hasta una plantilla de 32 personas y una producción que alcanza las 3500 croquetas semanales y los 150 kilos de ensaladilla rusa servidos por semana.

Comida de Cádiz en Lambuzo

Me dirigí hacia el local de Lambuzo en Ponzano 8 para conocer su oferta. Ya había estado hacía un par de años con unos amigos y mi recuerdo era bueno. Me recibe Diego y más tarde llega Pepe, una familia encantadora que habla con pasión de lo que hace. Así todo sabe más rico.

Lambuzo

Espero mientras tomo una cervecita y me sirven un riquísimo aperitivo de zanahorias aliñadas. Me sorprenden los picos y las ragañás que lo acompañan, nada que ver con las industriales que conocemos de paquetes del supermercado. Están riquísimos y es un punto muy a favor de Lambuzo.

Lambuzo

Empiezo probando uno de los míticos de Lambuzo, la ensaladilla rusa. Tengo que reconocer que este plato es una de mis debilidades y siempre que una carta cuenta con él lo pido. Me he llevado alegrías y decepciones a partes iguales a lo largo de mi vida, ya que por cada restaurante del mundo que prepara una ensaladilla rusa de muerte existe uno que intenta mandarte directo a la tumba con este plato. En Lambuzo son del primer grupo, de los que hace una ensaladilla rusa deliciosa. Así que puedes pedirla sin miedo.

Lambuzo

Llegan las croquetas, plato estrella de este restaurante gaditano de tapas y raciones. Son de gambas al ajillo, tortillitas de camarones, pringá y salchichón ibérico con stilton. No puedo elegir ninguna porque todas están riquísimas, aunque si me tengo que quedar con una posiblemente sea la de tortillitas de camarones por la originalidad.

Lambuzo debe ser el único restaurante gaditano de Madrid que no sirva tortillitas de camarones, así que puedes buscar como loco por la carta todo lo que puedas porque no las vas a encontrar. Según me cuenta es imposible hacer unas buenas tortillitas de camarones cuando se ofrece tanta variedad en una carta, y para paliar esta falta han inventado las croquetas de tortillitas de camarones, que al fin y al cabo es la misma mezcla con un poco de bechamel. Buen invento, a mi me vale.

Lambuzo

El día que visito Lambuzo tienen caballa caletera con piparra, a ver quién dice que no a probarla. Como todo lo que me han servido hasta ahora, muy rico. Un plato sencillo, sin demasiadas complicaciones, lleno de sabor y bien hecho. No hace falta más.

Lambuzo

Para probar algunos de los clásicos de los bares de Cádiz pido un poco de cazón en adobo y acedías. La fritura es perfecta, nada pesada y muy poco grasienta. El cazón en adobo es una delicia, de estos que cuando empiezas a masticar te hace salivar. Si lo probase un japonés diría que está lleno de umami.

Lambuzo

Para finalizar pruebo las hamburguesitas de rabo de toro y atún de Barbate. No las habría elegido nunca en una carta gaditana, pero por lo visto son un éxito e insisten en que las pruebe. La de atún no fue mi plato favorito, rica pero nunca me ha gustado demasiado el invento de las hamburguesas de pescado. Sin embargo la de rabo de toro es una delicia, jugosa y con muchísimo sabor.

Lambuzo

De postre sus dos grandes éxitos: trata de queso y tarta de limón. La de limón está muy rica, pero la de queso es una oda a este tipo de tartas de las que soy fanático. De verdad os lo digo, es una de las mejores y más ricas tartas de queso que he probado. Aunque sea un poco exagerado, solo por ella merece la pena ir a Lambuzo.

Los precios de Lambuzo están muy ajustados y es un restaurante con una relación calidad/precio excelente. Para que os  hagáis a la idea: la ensaladilla de atún cuesta 5.5€/10€ (media ración, plato completo), las croquetas 7€/12€ (6 unidades ó 12 unidades), el adobo gaditano 7€/12€ (media ración o plato completo), las hamburguesitas 5€ la unidad y la tarta de queso 4€.

Qué, dónde, cuándo y cuánto

Aquí os dejo un resumen de lo que es Lambuzo:

  • Lambuzo es el mejor sitio para tomar tapas y raciones de Cádiz en Madrid
  • Lambuzo tiene tres locales: C/Conchas 9, Madrid. C/Ponzano 8, Madrid. Mercado de Chamberí en C/Alonso Cano, 10.
  • El precio medio por persona en Lambuzo es de unos 20€.

Lambuzo es la mejor forma de quitar el mono para todos aquellos que necesitéis comida gaditana en Madrid. Un restaurante muy agradable donde la comida está muy bien hecha, no se puede pedir más.

4 de 4