Cocinillas, la gastronomía de El Español

Imagen | Lidl

Lidl, la cadena de supermercados alemana que, junto con Mercadona, ha sido líder en crecimiento dentro del mercado de gran consumo en el primer trimestre de 2017 también ha movido ficha respecto a las polémicas de los últimos meses sobre el azúcar y el aceite de palma.

Según datos de Europa Press, la cadena de distribución alemana se ha comprometido a retirar el 100% del aceite de palma de sus productos. En la actualidad, el 95% de sus productos no utilizan este tipo de aceite y la cadena promete eliminarlo y sustituirlo por aceites más saludables en el 5% restante.

Lidl reducirá el azúcar de sus refrescos

En la apuesta de Lidl por reforzar su política de productos saludables, la empresa también ha anunciado que reducirá el azúcar de sus refrescos de marcas propias en un 33%. Esto supondrá la eliminación de 1000 toneladas anuales de azúcar en la fabricación de las bebidas de las marcas Freeway y Solevita.

En esta misma línea de promoción de los alimentos más sanos, la empresa ya ha reducido en un 16% la cantidad de azúcar que se añade a los cereales de su marca propia.

Miguel Paradela, director de compras de la cadena en España, ha señalado también que los productos frescos cada vez son más importantes dentro de la oferta de la cadena y que cada vez están más preocupados por satisfacer las necesidades de aquellos consumidores que padecen intolerancias de algún tipo. Por ese motivo se ha introducido un amplio surtido de productos libres de gluten y, poco a poco, se va aumentando la oferta de productos sin lactosa.

Asímismo, Paradela ha declarado que Lidl colabora de forma permanente con todos sus proveedores para conseguir la eliminación progresiva de aditivos en sus productos y que, a día de hoy, todos sus productos de marca propia están libres de colorantes artificiales y de grasas hidrogenadas.

1 de 5