Cocinillas, la gastronomía de El Español

Aunque me he pasado mucho tiempo renegando de ellos, en los últimos años me he vuelto tan fan de los tomates que incluso podría escribir una oda sobre ellos.

Puede que hoy en día se puedan comprar tomates durante todo el año, pero no saben a nada si los comparamos con los tomates de temporada. Son un manjar de tal calibre que no sólo hay que aprovechar hasta la última pepita, también hay que hacer todo lo posible para conservar tomates frescos durante más tiempo. Especialmente si vienen de la huerta de algún conocido.

Como suele ocurrir con todas las frutas, la propia piel del tomate hace un buen trabajo para conservar su interior en perfecto estado pero no es perfecta. La humedad se acaba escapando por la parte superior (donde está el tallo) y acaba convirtiendo tomate lozano en uno arrugado y blandurrio.

El truco para conservar tomates frescos durante más tiempo

conservar tomates frescos durante más tiempo

Pontificia Universidad Jeveriana

Por suerte en Serious Eats han encontrado la forma de conservar tomates frescos durante más tiempo. Y lo cierto es que no puede ser más sencillo.

Sólo hay que quitarles el tallo guardarlos boca a abajo (con la parte del tallo tocando el plato). Puede parecer una tontería, pero tras probarlo con decenas de tomates han comprobado que funciona. Si colocamos dos tomates comprados a la vez boca arriba y boca abajo el que está del revés se conservará en mejores condiciones durante más tiempo.

No sólo no se arruga tanto, sino que no pierden agua con tanta rapidez. Pesaron los tomates antes y después, aquellos que estaban colocados boca abajo perdieron entre 1% y un 2% del peso mientras que los que se colocaron boca arriba perdieron hasta un 7%.

En cuanto a dónde almacenarlos, desde Serious Eats aseguran que todo depende de cuándo quieras comerlos. Si están maduros y vas a hacerlo en los próximos días lo mejor es dejarlos a temperatura ambiente. Si vas a tardar una semana en comerte los tomates mejor que los dejes en la nevera y los saques a temperatura ambiente un rato antes de comerlos.

¿Conoces más trucos para conservar la comida? Cuéntanoslo en los comentarios.

2 de 4