Cocinillas, la gastronomía de El Español

La batidora de vaso es uno de esos electrodomésticos que nunca te imaginas lo útil que es hasta que no tienes una en casa. En verano, a no ser que tengas algún otro robot de cocina que tenga una función similar, me atrevería a decir que es un imprescindible, ya que como suelen tener vasos de gran capacidad son ideales para preparar varias raciones de gazpachos, salmorejos o batidos diversos que luego pueden mantenerse fresquitos en la nevera dentro de la propia jarra.

Alimentos que no debes triturar en una batidora de vaso

Pese a ser muy versátiles, hay que tener cuidado con algunos alimentos porque con ellos nos podemos llevar una sorpresa desagradable y no solo en lo que al resultado se refiere, sino que podemos incluso cargarnos el aparato.

1. Comida muy caliente

Pretender triturar en una batidora de vaso una salsa recién hecha que esté casi hirviendo, o mismo unas verduras para preparar un delicioso puré, no solo no es buena idea sino que puede resultar hasta peligroso, ya que al cerrar la batidora y ponerla a funcionar se generará vapor, cuya presión puede hacer que la tapa salga disparada causando daños o, en el mejor de los casos, dejando la cocina hecha un desastre.

Para no correr riesgos lo mejor en estos casos es utilizar una batidora de inmersión -la minipimer o batidora de brazo de toda la vida- o, esperar a que la comida se enfríe un poco antes de meterla en la de vaso.

2. Puré de patatas

hamburguesa con puré

Puede parecer que usar una batidora de vaso o similar para preparar un puré de patatas supondrá un ahorro de tiempo y ofrecerá un resultado genial, pero esto último no es así. La gran velocidad a la que giran las cuchillas hace que se libere todo el almidón de la patata, dando lugar a una pasta de textura gomosa que nada tiene que ver con un verdadero puré de patata. Aunque ojo, hay a quien le gusta esa textura.

Si lo que quieres es ahorrar tiempo a la hora de preparar un puré de patata y no tienes un pasapurés, puedes “chafar” rápidamente las patatas triturándolas con una batidora de varillas durante unos segundos.

3. Frutas deshidratadas

Las frutas deshidratadas, incluidos los tomates secos tienen una textura que tiende a pegarse excesivamente a las cuchillas, lo que dificulta bastante el triturado. Si, por ejemplo, lo que deseas preparar es un pesto rojo con tomates secos, te resultará muchísimo más fácil si hidratas los tomates en agua caliente o en aceite antes de proceder a triturarlos.

4. Café en grano

por qué el cafe de los bares es tan malo en españa

Foto por Couleur. Pixabay.

Aunque si la batidora tiene gran potencia podrá moler granos de café sin problema, es prácticamente imposible obtener la homogeneidad y la finura de molido necesarios para que luego podamos preparar un buen café. De hecho, si eres amante del café y compras café en grano probablemente ya tengas un molinillo de café que está pensado para ofrecer los mejores resultados en esa tarea.

5. Alimentos congelados o hielo

A no ser que en el manual de nuestra batidora de vaso se indique específicamente que puede triturar hielo o, en su defecto, alimentos congelados como frutas o verduras, no debemos utilizarla para ese fin, pues no solo corremos el riesgo de quemar el motor sino que el hielo puede llegar a romperse en trozos pequeños que se queden atascados bajo las cuchillas haciendo presión sobre las mismas y aflojándolas. Así pues, si nuestra batidora de vaso no incluye función de picar hielo, cuando queramos triturar fruta congelada, por ejemplo, para un batido fresquito, debemos sacar la fruta del congelador al menos 10 minutos antes de triturarla para que pierda un poco de rigidez.

Bonus: Tener cuidado con los sobrecalentamientos

En general, cuando intentemos triturar algún alimento demasiado duro o una pasta demasiado densa para las que nuestra batidora no tenga potencia suficiente, hemos de estar atentos durante todo el proceso y, si en algún momento notamos que la zona del motor empieza a calentarse demasiado, es el momento de parar la máquina y abortar la misión, así evitaremos quemar nuestro electrodoméstico. Algunas máquinas están ya preparadas para parar ellas solas si se está sometiendo al motor a un esfuerzo por encima del máximo y, si llegan a pararse, no debemos insistir.

Aún así, a pesar de estas pequeñas limitaciones, las batidoras de vaso siguen siendo unas fantásticas aliadas para el verano.


Imagen cabecera | Wavebreakmedia (iStock)

2 de 3