Cocinillas, la gastronomía de El Español

Como ya sabréis o bien habréis sufrido en más de una ocasión, el término “resaca” aúna a ese conjunto de síntomas provocados por un exceso de consumo de alcohol durante el día anterior, donde destacan de forma característica el dolor de cabeza, dolor de estómago, fatiga, sequedad bucal e incluso dolores musculares múltiples. Como si se sufriera una gripe, pero de corta duración y provocada por una sustancia de sobra conocida.

Hoy repasaremos por qué se produce la resaca, cómo podemos prevenirla y, si ya es tarde, cómo podemos mejorarla al día siguiente mediante una serie de consejos alimentarios y científicos.

Por qué se produce la resaca

quitar la resaca, aliviar la resaca

En primer lugar, vamos a lo evidente: la resaca se produce por un exceso de alcohol. Parece una obviedad, pero el “exceso” no es igual para todos, ya que dependerá de la tolerancia que tengamos al alcohol en ese momento determinado y de si dicho consumo de alcohol se ha acompañado de alimentos u otras bebidas, o si se ha consumido el alcohol solo.

Por su parte, cada síntoma sufrido se debe a diversos motivos, todos relacionados con el alcohol:

La fatiga se produce por la disminución de azúcar en sangre, pues el alcohol altera el metabolismo del hígado, y puede provocar que no se metabolice correctamente la glucosa o azúcar del organismo.

El dolor de estómago se debe a la irritación de la mucosa del mismo, la cual será mayor cuanta más graduación tenga el alcohol consumido. Por ello, si se consume alcohol junto a comidas (sobre todo ricas en grasa o proteínas), la irritación será menor. Esto se debe a que los alimentos ralentizan la digestión, disminuyendo la absorción de alcohol.

La sequedad de boca, el dolor de cabeza y la fatiga anteriormente mencionada se han relacionado con la deshidratación provocada por el alcohol, el cual es un conocido diurético (aumenta la producción de orina). Sin embargo, algunos estudios afirman que el alcohol produce una reacción inflamatoria, la cual también podría ser responsable de estos síntomas.

Finalmente, el metabolismo del hígado también participa en el proceso. Si se bebe una escasa cantidad de alcohol, el hígado actúa de filtro, y no se producen efectos perjudiciales por el mismo. Sin embargo, si se debe un exceso de alcohol, dando poco margen de maniobra al hígado, las moléculas creadas por culpa de este “metabolismo ineficaz” se liberan en sangre, provocando los síntomas típicos de la resaca. Además, si se mezclan diferentes tipos de alcohol la cosa empeora, ya que se producen unas sustancias químicas llamadas “congéneres”, diferentes según el alcohol consumido, y las cuales agravan la situación.

Moraleja: mejor no beber; si se bebe, que sea poco; y si se bebe mucho, sin mezclar.

Cómo prevenir la resaca

Aunque la cultura popular afirma que beber suficiente agua o comer suficiente durante la cena o situación donde vayamos a beber un exceso de alcohol puede ayudar a prevenir la resaca, la realidad es que se trata de un mito.

Sí, es cierto que consumir alimentos que ralenticen la digestión ayuda a disminuir la absorción del alcohol, pero eso no será suficiente para evitar una resaca si se ha producido un exceso de consumo del mismo. La conclusión, según un estudio canadiense del cual se hizo eco la BBC, es que la única manera de evitar la resaca es o bien no beber o bien beber menos cantidad de alcohol.

De entre los 826 participantes del estudio, un 54% de ellos comieron tras beber alcohol (incluyendo alimentos altos en grasas y desayunos fuertes), y más de dos tercios de los mismos tomaron más agua de lo normal mientras ingerían alcohol (más de la mitad de ellos, antes de dormir). Y, aunque sí se mostro una ligera mejora, no hubo una diferencia significativa real en cuanto a la resaca se refiere.

Cómo aliviar la resaca mediante la alimentación

truco-resaca-00

Seguidamente, repasaremos una lista de qué alimentos podrían ayudarnos a mejorar la resaca al día siguiente, una vez el daño esté hecho.

Agua de coco o bebidas isotónicas: el alcohol, por su función de diurético, provoca a su vez un bloqueo de una hormona llamada antidiurética (responsable de reabsorber el agua y conservar la hidratación corporal). La alteración de dicha hormona puede provocar una deshidratación, a la cual se les ha atribuido durante mucho tiempo los síntomas de la resaca. Para mejorar dicha deshidratación, el agua de coco y las bebidas isotónicas pueden ayudar no solo a reponer el agua sino también a conservar un correcto equilibrio hidroelectrolítico (pero sin pasarse, ya que más hidratación no siempre es mejor).

Jengibre: según algunos estudios, como el trabajo publicado en el British Journal of Anesthesia, el jengibre tendría el potencial suficiente para evitar náuseas y vómitos, dos de los síntomas típicos de la resaca. Se debería tomar alrededor de un gramo de jengibre para aliviar las náuseas, añadido a una bebida por ejemplo. Si el sabor nos disgusta, siempre es buena opción usar cápsulas de jengibre.

Espárragos: Según un trabajo llevado a cabo por investigadores de Corea del Sur, los espárragos son capaces de aumentar los niveles de las enzimas del hígado responsables de descomponer el alcohol. Aunque, eso sí, esta investigación se llevó a cabo en personas que comieron espárragos antes de sufrir una resaca, pero opinan que su consumo tras la ingestión excesiva de alcohol podría ayudar igualmente.

Huevos: Otro estudio publicado en Annals of Internal Medicine llegó a la conclusión de que los huevos son una gran fuente de cisteína, un aminoácido capaz de acelerar la eliminación de toxinas procedentes del metabolismo del alcohol; además, los huevos son una gran fuente de vitaminas del grupo B, las cuales también colaboran para reducir los síntomas de la resaca.

¿Café?: durante mucho tiempo se ha especulado sobre la toma de café para mejorar la resaca. Sin embargo, teniendo en cuenta el hecho de que el café también es un diurético (podría agravar la deshidratación) y un irritante del sistema digestivo, los estudios han demostrado que la cafeína “engaña” al cerebro en la resaca, pero no ayuda. En otras palabras, la cafeína podría disminuir la fatiga asociada a la resaca, pero no puede acelerar el proceso, ni disminuir la resaca en sí misma. Es una especie de parche que tan solo da la sensación de estar mejor, pero se trata de una falsa realidad.

Cómo aliviar la resaca mediante la ciencia

cómo te afecta el alcohol según lo que comas

Eaters Collective / Unsplash

Como métodos alternativos a la toma de determinados alimentos, daremos un pequeño repaso a lo que dice la ciencia sobre cómo mejorar la resaca.

Cuidado con las mezclas: según el Alcohol Hangover Research Group (o Grupo de Investigación de la Resaca por Alcohol), el elevado contenido de azúcar de los refrescos que mezclamos con el alcohol podrían colaborar en la resaca, ya que elevan un tipo de molécula en sangre -el lactato-. empeorando el problema. Según este grupo, sería mejor tomarse un chupito sin mezclar que usar refrescos para “rebajar” el alcohol.

La inflamación de la resaca: como hemos comentado anteriormente, el mismo Alcohol Hangover Research Group afirma que la resaca funcionaría como una inflamación corporal, elevando determinadas sustancias inflamatorias. Por ello, tomar antiinflamatorios justo antes de acostarse podría evitar o reducir la resaca, aunque esta recomendación es polémica.

Los receptores GAGA: según Richard Olsen, neurocientífico de la Universidad de California, para evitar la resaca deberían bloquearse los receptores GABA, un tipo de receptores cerebrales muy sensibles al alcohol. Sin embargo, si se bloquean estos receptores mediante medicación, se produce tolerancia; en otras palabras, los receptores acabarían haciéndose insensibles a cualquier medicación.

Hierbas chinas: como curiosidad, un estudiante de doctorado de Richard Olsen probó consigo mismo la hovenia, un tipo de hierba tradicional china usada desde hace 500 años para combatir la resaca. Tras purificar dicha hierba extrajo ampelopsina y la probó con sus amigos en forma de pastilla. Resultó que la pastilla fabricada por este estudiante redujo la sensación de resaca de todo el grupo y actualmente se vente comercialmente como Blucetin. Aunque, eso sí, es difícil de encontrar.

Remedios futuristas contra la resaca: finalmente, en la actualidad muchas starups han intentado fabricar diversos remedios futuristas contra la resaca. Desde parches anti-resaca, pasando por pastillas que imitarían al alcohol sin producir resaca, hasta brebajes mágicos como el Morning Recovery del ex-ingeniero de Tesla Sisun Lee, el cual parece ser una imitación del Blucetin que hemos comentado anteriormente.

Conclusión

Así pues, como conclusión y resumen, no queda más que decir: para evitar la resaca, la mejor opción es no excederse con el alcohol. Y, si ya es tarde, aunque existen alimentos que pueden ayudar a mejorar la situación, hay que saber que no existe ningún remedio mágico al respecto. El efecto de la resaca son apenas 24 horas como máximo, y posteriormente una vuelta a la normalidad sin mayores consecuencias.


Imagen de cabecera | cglade (iStock)

1 de 2