Cocinillas, la gastronomía de El Español

Los españoles estamos muy acostumbrados a consumir alcohol. Sólo hay que acercarse a una terraza para ver la cantidad de cervezas y vinos que se sirven. Eso por no mencionar la de cubatas y gin-tonics que se pueden beber en una discoteca cualquier noche de viernes o sábado.

Para que os hagáis a la idea según la última encuesta EDADES del Ministerio de Sanidad el 62,1% de los españoles ha bebido en los últimos 30 días. Se podría decir que a estar alturas estamos acostumbrados a beber, pero ¿alguna vez te has preguntado si lo que has comido influye en cómo te afecta el alcohol?

Puede que ya conozcas factores generales que influyen como te afecta el alcohol: el peso o la resistencia que se puede llegar al beber (incluso de forma moderada) con frecuencia. Pero lo cierto es que lo que más influye en cómo te afecta el alcohol es lo que hayas comido.

Beber en ayunas, una mala idea lo mires por donde lo mires

cómo te afecta el alcohol según lo que comas

Ilya Yakover / Unsplash

Si eres de los que se toma una caña a media mañana seguro que te has dado cuenta que no te sube igual que la que te tomas después de comer. Eso se debe a que cuando el estomago se encuentra vacío el alcohol llega de forma más rápida al intestino delgado donde es absorbido por el cuerpo y donde produce un pico más fuerte.

O lo que es lo mismo, cuando el estomago está vacío (entre 2 y 4 horas después de la última comida) el alcohol llega a su punto álgido entre 30 minutos y 2 horas después de beberse. Ahí es cuando el pico de alcohol en sangre empieza a producir calor, desinhibición, alteración de los reflejos, mareo, distorsión del habla y descoordinación de movimientos. No es que beber con la tripa llena haga que el alcohol no produzca estos efectos, pero al entrar al organismo de forma tan rápida estos efectos son mucho más intensos.

Este pelotazo es especialmente grande y peligroso cuando se consumen bebidas destiladas como la ginebra, el ron o el vodka puesto que además de subir muy rápido pueden irritar la mucosa gástrica. En el caso de bebidas fermentadas como la cerveza o el vino el pico no es tan agudo.

Si vas a beber es mejor que comas algo

cómo te afecta el alcohol según lo que comas

Dan Gold / Unsplash

Las consecuencias de beber con el estomago vacío son tan perjudiciales que la mayoría de expertos y estudios, como este del Hospital Hospital Universitario de Linköping, recomiendan comer antes.

Tener alimentos en el estomago antes de beber no sólo hace que se reduzca el pico de alcoholemia en sangre sino que además reduce la sensación de intoxicación y aumenta el ratio de etanol en el metabolismo”, aseguran los profesores Jones y Jönsson autores del estudio antes mencionado. Además, tener el estomago lleno aumenta el ratio en el que desaparece el alcohol de la sangre entre un 36% y un 50%.

Esto se debe a que cuando el estomago está lleno de las proteínas de la carne y los hidratos de carbono de legumbres, pasta, patata o pan se retrasa la digestión y el alcohol tarda más tiempo en pasar a la sangre. Además, cuando por fin llega al intestino delgado lo hace de manera más paulatina por lo que el pico de alcoholemia no sólo se retrasa sino que además se reduce.

¿Sube más por la noche o por la mañana?

cómo te afecta el alcohol según lo que comas

Eaters Collective / Unsplash

Lo cierto es que la hora a la que se beba no influye en cómo te afecta el alcohol. Esta es la conclusion a la que han llegado varios estudios científicos que han experimentado tanto con animales como humanos.

Un estudio realizado con 40 estudiantes de medicina dejó claro que bebiendo la misma cantidad de alcohol la embriaguez es la misma tanto si bebes por la mañana, como si lo haces por la tarde o la noche.

De hecho, según la profesora de nutrición Nyree Dardaria de la Universidad de Drexel, la única diferencia que se aprecia es el comportamiento de las personas que beben. Durante el día la gente se controla más puesto que luego tendrá cosas que hacer mientras que de noche se permiten quitar el pie del freno. Sin embargo, si algo nos ha demostrado el turismo de borrachera es que la gente puede dejarse llevar sin importar la hora del día.

Foto de cabecera por Kats Weil / Unsplash.

3 de 4