Cocinillas, la gastronomía de El Español

Preparación: < 30 min  Dificultad: fácil  Unidades: 10  Coste: barato


Si os pido que me digáis un plato cubano así rápidamente, sin pensarlo mucho, es muy probable que a todos os venga a la cabeza el “arroz a la cubana” y os imaginaréis un plato de arroz blanco bañado en salsa de tomate, con salchichas y un par de huevos fritos. Pues bien, sucede como con la comida china para occidentales, que es algo que se inventó alguien fuera de Cuba, lo bautizó como arroz a la cubana y los demás le creímos.

Ah, y el sándwich cubano de la película Chef, ya os digo yo que como mucho será cubano de Miami, porque de La Habana como que no. La situación económica que se ha vivido en Cuba desde hace muchísimos años ha obligado a los cubanos a cocinar con muy poco y sacándole el máximo partido a aquellos productos que consiguen con facilidad, como es el caso de la yuca. Se utiliza en muchos platos, como por ejemplo estas frituras de yuca, que se pueden rellenar de carne cuando excepcionalmente sobra algo de un asado, o de queso o, pueden ir sin rellenar. El resultado es una especie de croqueta, pero que al no llevar bechamel es muy fácil de preparar.

Ingredientes


  • Yuca cocida, 300 g (1 yuca)
  • Ajo, 2 dientes
  • Perejil seco o cualquier otra especia al gusto
  • Queso, 100 g
  • Huevo
  • Harina de trigo, 2 cucharadas
  • Sal
  • Aceite para freír
  • Mayonesa y Sriracha para acompañar, opcional

Preparación de las frituras de yuca


1: Pelar y cocer la yuca

frituras de yuca

Aunque es mucho más dura que una patata, la piel se retira fenomenal con un pelador de verduras. Así que una vez pelada la yuca, la cortamos en trozos de unos 8 centímetros y la ponemos a cocer en agua con sal durante 5 minutos en la olla a presión.


2: Preparar la mezcla para las frituras de yuca

frituras de yuca

Cuando la yuca esté cocida, la escurrimos, la dejamos templar durante dos o tres minutos hasta que podamos manipularla sin quemarnos y la rallamos desechando el “palo” central. Mezclamos con los dientes de ajo prensado, el queso, el perejil, el huevo y la harina. Basta con mezclar bien con el tenedor hasta conseguir que la mezcla tenga cohesión.

Ponemos a calentar aceite abundante en una sartén y vamos friendo cucharadas de la mezcla. Haciéndolas así quedan muy crujientes por fuera ya que los “flecos” de yuca rallada se tuestan y quedan muy bien.  Otra opción, es amasar un poco la mezcla y darles forma de croquetas. También se pueden hacer así y quedan más bonitas de aspecto, pero con el exterior menos crujiente.

Se fríen exactamente igual que si fueran croquetas y, al sacarlas de la sartén es mejor dejarlas sobre un colador para que escurran el exceso de aceite.


3: Servir las frituras de yuca

frituras de yuca

Se sirven calientes. Pueden ir solas o acompañadas de alguna salsa para mojar. Le va bien cualquier salsa para nuggets, como por ejemplo esta mayonesa picante con Sriracha y son un aperitivo o entrante perfecto. Además es vegetariano y fácilmente convertible en vegano si eliminamos el queso y sustituimos el huevo por alguna bebida vegetal y un poco más de harina.

Otras formas de hacer frituras de yuca


En Cuba es muy difícil encontrar dos sitios en los que hagan las cosas de la misma manera, incluso en el mismo sitio es difícil hacer las cosas siempre de la misma manera dada la dificultad real que existe a la hora de conseguir ingredientes que aquí nos pueden parecer básicos como los huevos o la harina.

Frituras de yuca sin harina

Cuando no hay harina de trigo, que es el ingrediente aglutinador de la mezcla, se preparan unas frituras de yuca con textura más parecida a un buñuelo, rallando muy fina la yuca cocida, mezclándola con las especias y yema de huevo hasta tener un puré en el que se incorporan las claras de huevo a punto de nieve. Se obtiene una masa algo más líquida que también se fríe a cucharadas.

Frituras de yuca sin huevo

En realidad se hace lo mismo que para la opción vegana de la receta, en vez de huevo se añade un poco de leche y un poco más de harina hasta tener una mezcla de consistencia similar.

Así que, si aún no habéis probado la yuca, ya estáis tardando en darle una oportunidad.

1 de 2